Las marcas invaden #ElClasico
  • Es uno de los eventos deportivo más mediáticos, comerciales e importantes del mundo, una oportunidad que las grandes firmas no quieren dejar pasar para tratar de obtener la mayor exposición y rentabilidad a la inversión realizada en estos dos clubes, una inversión que casi se justifica sólamente con los dos encuentros que como mínimo disputan estas dos entidades a lo largo de cada nueva temporada




Mañana sábado el mundo del fútbol vuelve a detenerse otra vez con la disputa de uno de los encuentros más importante y de mayor rivalidad que desde el punto de vista deportivo nos puede deparar este deporte en la actualidad: un Camp  Nou - Real Madrid al que el club blanco acude con la tranquilidad de tener 6 puntos de ventaja sobre su máximo rival y al que la entidad azulgrana llega con las urgencias que otrora eran casi pertenencia exclusiva de la entidad madridista.

Las marcas invaden #ElClasico



Sin embargo, si desde el punto de vista deportivo el encuentro reúne todos los alicientes para tener sentado frente a él a millones de seguidores de todo el mundo, desde el punto de vista comercial, focalizado el análisis en el marketing deportivo, el partido es uno de los acontecimientos deportivos del año, con unos niveles de exposición, notoriedad y mediaticidad que muy pocos eventos deportivos son capaces de reportar dentro del sector.

En el caso particular de este FC Barcelona - Real Madrid, firmas como Emirates, Qatar Airways, Audi y, como no, adidas y Nike copan el protagonismo en esa otra batalla en la que las citadas marcas invaden sin ningún tipo de rubor uno de los partidos marcados en rojo por los aficionados en cualquier deporte: un FC Barcelona - Real Madrid.

Una dualidad sorprendente



Un somero análisis de la situación da como resultado un hecho que llama poderosamente la atención: la curiosa dualidad existente en las dos entidades deportivas en lo que a patrocinadores se refiere, al menos en los dos más importantes y que tiene a la camiseta como gran protagonista: el de la sponsorización técnica y el del patrocinio comercial de su camiseta.

Así, si la entidad azulgrana tiene a la firma Nike como patrocinador técnico del club, en el Real Madrid lucen el logotipo de su máxima rival, la compañía alemana adidas. Pero no quedan ahí las coincidencias: como decimos, mientras en el FC Barcelona el patrocinio comercial de su camiseta reside en Qatar Airways (Rakuten a partir de la temporada próxima), otra compañía aérea es la encargada de patrocinar, comercialmente, la camiseta del Real Madrid: Emirates.

Millones en juego



A expensas de poder conocer, más pronto que tarde, de manera oficial lo que Florentino Pérez, máximo mandatario madridista (pretende conseguir por la camiseta blanca, sponsorización técnica y patrocinio comercial unidos, una cifra que superaría los 200 millones de euros fijos al año), las camisetas de los dos clubes que mañana disputarán el encuentro (teniendo en cuenta esta potencial valoración) reportan como valor de las mismas una cifra que rondaría muy fácilmente los 400 millones de euros.

Así, mientras en Can Barça han renovado recientemente sus contratos con Nike (105 millones de euros) y Qatar (35 millones de euros por una temporada a la espera de la llegada de Rakuten la campaña que viene), en el Real Madrid los acuerdos con sus patrocinadores principales, adidas y Emirates han quedado muy desfasados con respecto al escenario actual en el que se mueve el mercado obteniendo por ambas una cifra que apenas alcanza los 80 millones de euros.

Audi, la gran triunfadora



No sólo de Nike, adidas, Qatar o Emirates vive #ElClasico: un extenso catálogo de patrocinadores oficiales por uno y otro lado hacen del encuentro un verdadero escaparate a nivel mundial tanto a través de televisión como a través de las redes sociales, donde las marcas patrocinadoras de uno y otro lado ponen en valor los acuerdos que les unen a dos de las entidades deportivas más importantes del mundo.

Pero si hay una marca comercial que puede presumir (y de hecho ya lo hace de manera exitosa) por tener el patrocinio de ambos clubes esa no es otra que la firma automovilística Audi, Vehículo Oficial de ambas entidades, un rol que le obliga a hacer año tras año una fuerte inversión pero que le reporta una tasa de retorno sumamente importante.

La compañía alemana obtiene una tasa de retorno de 3 a 1 más que exitosa que motivan y justifican la inversión a realizar en ambos clubes. Esto es, por cada euro invertido en el patrocino del Real Madrid y FC Barcelona, Audi obtiene como retorno 3.

Para augurar este éxito que no todas las firmas comerciales son capaces de obtener con sus inversiones en el apartado deportivo, los dirigentes alemanes sacan a relucir el secreto de su éxito: los acuerdos comerciales con entidades de esta envergadura, dado el tamaño de la inversión a realizar, tan sólo son rentables sin son planteados como inversiones a mantener en el largo plazo, un periodo estimado en más de tres años. Así, se reconoce que a pesar de que dichas relaciones se establecen y fijan por periodos de dos o tres años, para alcanzar dicha tasa de retorno es necesario ir prorrogando tales acuerdos en el tiempo. O dicho de otro modo, una alianza con una entidad de estas características, dada la inversión a realizar, acabará siempre en números cuanto menos no demasiado atractivos si la misma se celebra con menos de dos o tres años de duración.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top