Nike volvió a colarse en la fiesta de renovación de Cristiano con el Madrid
  • El internacional portugués volvió a lucir unas llamativas gafas de pasta diseñadas por Nike que fueron el foco de atención, tal y como ocurriera hace tres años, en el acto de presentación de su renovación con la entidad madridista para desconsuelo y enojo de la multinacional alemana adidas, sponsor técnico y uno de los principales apoyos comerciales del Real Madrid




Dicen que la primera vez que alguien logra engañar a otra persona, la culpa es del autor del engaño. Pero que la siguiente ve que esa misma persona logra volver a mentir y engañar a la anterior, la responsabilidad ya es, como mínimo, compartida entre las dos. Y en esta situación debería situarse el todopoderoso Real Madrid, la entidad más mediática y con la marca más importante del mundo, el club donde todo está sumamente profesionalidad y cualquier detalle es cuidado con esmero, para que la multinacional estadounidense Nike, rival recordémoslo una vez más de la marca alemana adidas, uno de los principales soportes del club blanco y sponsor técnico del mismo, haya vuelto a "colarse" en uno de los eventos más mediáticos y notorios del año: la renovación de Cristiano Ronaldo hasta prácticamente el final de su carrera con el Real Madrid.

Una renovación de por vida



Todo estaba previsto con antelación suficiente. Todos los detalles habían sido minuciosamente trabajados y estudiados en las últimas semanas. Y aunque desde hacía ya varias el rumor en el sector era incesante, no fue hasta el pasado domingo, después de que el club convirtiera en trámite su partido ante el Leganés en el Santiago Bernabéu, cuando convocó a los medios al día de ayer para presentar la renovación de su máxima estrella, el portugués Cristiano Ronaldo, prácticamente hasta el final de su carrera deportiva, al menos en la élite, hasta el año 2021, cuando el luso cuente ya con 36 años.

El acuerdo, cuyos detalles económicos no han sido dados a conocer, motivó la presencia en el Santiago Bernabéu de un extenso número de periodistas y medios acreditados para cubrir un evento que abrió portadas en medios de comunicación y que fue tendencia en redes sociales durante todo el día de ayer.

Nike volvió a colarse en la fiesta de renovación de Cristiano con el Madrid


De lo que sin embargo no todo el mundo se percató fue, curiosamente, de la batalla que en otro terreno, el del mundo del marketing deportivo, mantenían nuevamente las dos principales firmas de ropa deportiva del sector: Nike y la multinacional alemana adidas, una batalla en la que, una vez más, la firma estadounidense pudo presumir de cómo boicotear y colarse en un acto para mayor gloria del club (y por ende, de la marca que lo patrocina), aunque como en esta ocasión, sea de manera muy sibilina.

La firma norteamericana, con la colaboración indispensable de Cristiano Ronaldo, su principal embajador a nivel mundial, logró colarse en el acto de renovación, una vez más, del portugués con la entidad blanca. Y lo hizo repitiendo la estrategia con la que sorprendió al mundo hace apenas tres años, en el año 2013, en la primera renovación del internacional luso con el club blanco.

En aquella ocasión, como ahora, la marca regaló a Cristiano unas gafas de pasta sumamente llamativas que fueron el centro de atención, al igual que ha ocurrido en el acto del día de ayer, entre los medios de comunicación, que rápidamente se hicieron eco del particular look hipster que el luso les regalaba. Sin embargo, todo estaba milimétricamente calculado.

Como ocurrió hace ahora tres años, en Nike sabían que nuevamente se volverían a hablar de sus gafas, una estrategia que le lograría dar una importante exposición y notoriedad en los medios, algo que no ha sentado demasiado bien a su gran rival adidas, que ya ha manifestado su disconformidad con el proceder del club blanco y el poco celo expuesto por éste para la salvaguarda de sus intereses.

En este tipo de actos, y desde que Nike "hiciera trizas" la presentación de Mario Götze con el Bayern Munich hace ya unos años (un hecho que dio la vuelta al mundo), las entidades deportivas ponen mucho interés en tratar de evitar que firmas rivales a sus patrocinadores se logren colar en los mismos. De hecho, el Real Madrid tiene prohibido de manera explícita en su código de comportamiento interno a sus jugadores el lucir cualquier prenda de marcas que sean competencia directa de su máximo patrocinador, adidas, algo que no ha sido obstáculo alguno para que en Nike volvieran a repetir la jugada de hace tres años.

El hecho en sí de que Nike haya vuelto a golpear a adidas exactamente de la misma manera que hace tres años y el hecho en sí de que el club madridista se encuentre, extraoficialmente, sondeando a diversas marcas, entre las que se encuentra Nike, para valorar su interés por incorporarse como nuevo sponsor ténico de la entidad a partir de 2020, han llevado la indignación a una marca alemana que nuevamente vuelve a comprobar como su máximo rival logra saltarse todas las medidas del club al que patrocina para robarle todo el protagonismo en un acto tan mediático como la renovación de Cristiano Ronaldo con el Real Madrid.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top