Nike deja a Argentina y adidas con un pie fuera del Mundial 2018
  • La derrota de Argentina ante Brasil deja en una posición muy delicada a adidas, que ve como las posibilidades de clasificación de la selección albiceleste para el próximo Mundial de Rusia 2018 quedan seriamente dañadas, pudiendo provocar un verdadero destrozo a nivel estratégico en los planes de la marca para la cita mundialista




Hace algunos meses el internacional argentino Leo Messi provocaba una auténtica marejada mediática después de anunciar, tras la derrota de su selección en la final de la Copa América Centenario ante Chile (Nike), su retirada definitiva de la Selección argentina de fútbol, una decisión que provocó un verdadero impacto no sólo en la afición albiceleste, sino, fuera del terreno puramente deportivo, y dentro de la industria del deporte y del marketing deportivo, en uno de los principales patrocinadores de la Selección argentina y del propio Messi: adidas, que rápidamente comenzó una importante estrategia de persuasión para tratar de hacer retroceder al internacional de su decisión. Hoy, apenas unos meses después, y con Messi de nuevo entre los seleccionados argentinos, puede que el mayor temor de adidas, una Copa del Mundo de Fútbol sin su máximo embajador, esté más cerca que nunca de producirse.

Una derrota contundente



Hace tan sólo unas horas, Brasil y Argentina deparaban uno de los choques más interesantes en esta nueva jornada de selecciones reservada por la FIFA para dirimir la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018. Sobre el terreno de juego se disponían a disputar uno de los partidos más atractivos de la jornada a nivel mundial dos selecciones que tenían mucho en juego y no sólo a nivel deportivo, donde un triunfo de Brasil podía asestar un golpe casi definitivo a las aspiraciones argentinas, actual subcampeona del mundo, de clasificarse para la fase final de Rusia 2018 de dentro de un par de años.

El resultado, esclarecedor: un contundente 3 a 0 que deja a Argentina en una situación muchísimo más delicada que la que presentaba antes de iniciar el choque y que deja su futuro para la clasificación para Rusia 2018 en una posición ciertamente complicada.

Nike deja a Argentina, a Messi y a adidas con un pie fuera del Mundial 2018



Pero además de la batalla deportiva, el encuentro deparaba otro más que interesante choque dentro del mundo del marketing deportivo, con una Nike que tenía la posibilidad de asestar un golpe casi definitivo, por partida doble, a su máxima rival, la multinacional alemana adidas.

Con Neymar (Nike) en plan estelar, la compañía estadounidense tenía en sus manos la posibilidad de dejar fuera del Mundial de Rusia 2018, de una sóla tacada, o al menos, en el momento actual, de colocarlos en una situación sumamente delicada, a una de las selecciones más representativas dentro de su catálogo de entidades deportivas a las que patrocina, Argentina, y al máximo embajador de la compañía dentro del mundo del fútbol, Leo Messi. Su contundente victoria, y la complicada posición en la que se ha quedado adidas, así lo indican.

Desde el punto de vista de Nike, por lo tanto, no queda otra sensación que la de euforia. Sin embargo, desde el punto de vista alemán, de adidas, la situación es aún mucho más complicada, difícil y pesimista que la que desde Nike se pudiera llegar a pensar. Cuando hace tan sólo unos meses Messi anunciaba su retirada de la selección argentina, una de las compañías más interesadas en hacerle cambiar de opinión no era otra que la marca alemana adidas, que valoró en decenas de millones de euros el coste que la no presencia del argentino podía tener dentro de la estrategia alemana.

Pero ahora la situación es muchísimo peor. Si aquella decisión, una retirada voluntaria de uno de los grandes cracks del mundo del fútbol, era fatídica desde el punto de vista estratégico, comercial y económico para adidas, la misma no lo olvidemos llegaba por una decisión extradeportiva. Sin embargo, en el seno de la marca alemana consideran que una no presencia de su máxima estrella (y por ende de una de sus grandes selecciones como es Argentina) del próximo Mundial de Rusia 2018 provocaría unas pérdidas incluso mayores que la que pudiera provocar la ausencia del jugador por una decisión personal, la de su retirada.

La imagen que transmitiría la marca de imposibilidad de que los grandes valores a los que patrocina, individuales (Messi) o colectivos (Argentina) supondría un importante golpe para su imagen de marca a nivel mundial, más cuando Nike lograría colocar a Brasil y a uno de sus grandes embajadores, Neymar Jr., en la cita rusa.

Ayer hubo en juego sobre el césped brasileño mucho más que tres puntos para dirimir el grupo de clasificación sudamericano para el Mundial de Rusia 2018. Dos de las grandes marcas de ropa deportiva del mundo se decidían a jugarse en 90 minutos gran parte de su estrategia en el corto plazo. Y ganó Nike. En adidas solo queda ahora comenzar a  pensar en la posibilidad, cada vez más real y palpable, de como sería un Mundial sin Argentina pero, sobre todo, sin Messi.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top