El Athletic vestirá New Balance
  • Aún no hay comunicado oficial pero la firma norteamericana se convertirá en el nuevo sponsor técnico de la entidad vasca durante los próximos años a cambio de una cifra anual que rondará lo que en la actualidad el Sevilla cobra de la marca estadounidense, unos 3,5 millones de euros. Tan sólo las consecuencias derivadas de la importante crisis de reputación que a nivel mundial está padeciendo la compañía podría hacer dar marcha atrás al acuerdo al club bilbaíno




Aún no hay confirmación oficial al respecto pero Marketing Deportivo MD puede asegurar que la firma estadounidense será la encargada de equipar al Athletic de Bilbao a partir de la próxima temporada después de que las negociaciones que llevan entablando las partes desde hace meses hayan concluído con el visto bueno de ambas para concretar la unión.

El Athletic vestirá New Balance



El pasado mes de septiembre adelantábamos las primeras informaciones al respecto: la entidad vasca se encontraba negociando con varias empresas la posibilidad de la incorporación de éstas al catálogo de embajadores oficiales del club en sustitución de la firma estadounidense Nike, actual sponsor técnico de la entidad y que abona a la misma cerca de 2,5 millones de euros anuales, una cifra que, a pesar de convertir al Athletic en el club mejor pagado de Nike en España entre sus patrocinados (tan sólo Barcelona Atlético de Madrid le superan), en Bilbao consideraban desfasado para la nueva situación existente en el mercado de la sponsorización técnica actual. Y entre todas esas empresas, la firma estadounidense New Balance era la que más opciones tenía de convertirse en el nuevo sponsor técnico del club bilbaíno.

Ahora, apenas un par de meses después, podemos concretar que esas negociaciones han llegado a buen puerto y a partir de la temporada que viene, la entidad bilbaína se convertirá en el segundo club del fútbol español que estará equipado por la marca New Balance después del Sevilla, al que la firma estadounidense le abona alrededor de 3,5 millones de euros anuales, una cantidad muy similar a lo que percibirá el club vasco una vez comience su relación con la compañía norteamericana.

En plena crisis de reputación



La noticia supone un soplo de aire fresco para la compañía, sumida en plena crisis de reputación que vive a nivel mundial (sobre todo en los Estados Unidos), donde la marca ha pasado de ser una de las firmas que mejor imagen tenía a nivel mundial (especialmente en su país) al ser una de las pocas empresas de calzado que aún fabrica todos sus productos en los Estados Unidos (su producción estimada es de alrededor de 4 millones de pares de zapatillas al año) a colocarse en el ojo del huracán hasta ser un verdadero motivo de discordia entre los estadounidenses.

Todo comenzó después de que su Vicepresidente para Asuntos Públicos, Matt LeBretton declarara al prestigioso The Wall Street Journal que "las cosas van a avanzar en la dirección correcta" después de conocerse el triunfo de Donald Trump en las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos. En realidad, LeBretton se refería al hecho de que el nuevo presidente electo había prometido disolver la Asociación Trans-Pacífico (TPP), un acuerdo que penaliza precisamente a New Balance porque reduce los aranceles para las empresas que fabrican fuera de los Estados Unidos, como adidas o Nike por ejemplo.

Un apoyo no deseado



Sin embargo, dichas declaraciones fueron entendidas como un apoyo incondicional de la marca al criticado presidente de los Estados Unidos y rápidamente la quema de zapatillas de la compañía se convirtió en un símbolo y un icono de las protestas contra Donald Trump. Y a pesar de que en el día de ayer la propia firma eligió a Marketing Deportivo MD para emitir un comunicado tratando de aclarar tales circunstancias, la evolución de los acontecimientos realmente no hace más que provocar aún más daño a la marca.

Ahora, la firma, después de ver como la quema de sus zapatillas se convertían en el símbolo de las protestas contra Trump, ahora ve como ha surgido una corriente defensora de la compañía que está provocando un daño irreparable a la imagen de marca de la misma. Así, en un intento por hacer frente a dichas protestas, los partidarios más radicales de Donald Trump la han convertido igualmente en uno de los símbolos de su resistencia contra esas protestas, algo que puede resultar nefasto para la compañía. Grupos neonazis que defienden la supremacía blanca ya han roto una lanza en favor de New Balance, a la que consideran hay que convertir en los zapatos oficiales para los blancos, sumiendo la crisis de reputación de la que ya partía en un importante problema para la compañía.

Es de suponer que todo esto no afectará en ningún momento al acuerdo alcanzado con el Athletic de Bilbao, aunque desde la entidad vasca siguen muy de cerca la evolución de los acontecimientos y un agravamiento de la crisis de reputación de la compañía y un daño irreparable a la imagen de marca de la misma podría provocar que desde el club bilbaíno se replantearan su próxima relación al objeto de evitar daños colaterales para la marca de la entidad rojiblanca.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top