adidas y el United ya saben como sacar a Messi del Barcelona
  • Una prima de 100 millones de euros para el jugador argentino por no renovar con el FC Barcelona parece ser la clave que han encontrado tanto el club británico como la marca alemana para convencer a Messi a firmar con el club de Manchester a partir de la temporada que viene, convirtiéndolo en la tabla de salvación de una de las mayores inversiones de la historia en el mundo del fútbol de la firma germana




Dicen que es en momentos de suma necesidad cuando el ingenio se agudiza y se encuentran soluciones a problemas que, quizás en otras circunstancias, requerirían un mayor esfuerzo a la hora de resolverse. La crisis deportiva galopante que padece el Manchester United y el temor existente en la multinacional alemana adidas de convertir al club británico en una de las peores inversiones de su historia han puesto su objetivo final en la que parece ser la solución a todos sus problemas: el internacional argentino Leo Messi, para cuya salida del FC Barcelona parecen haber encontrado solución.

Una renovación que no llega



Todo el mundo durante los últimos días habla de ella. Todo el mundo en el entorno del FC Barcelona se precian a afirmar y asegurar que ya se han puesto en marcha todos los mecanismos para afrontar una nueva negociación para prolongar el futuro del Leo Messi como jugador del club azulgrana. Pero la realidad es bien diferente. La realidad en el momento actual es que la octava renovación de Leo Messi ni ha comenzado, ni se negocia ni siquiera se ha puesto encima de la mesa una propuesta en firme. A lo máximo que puede haberse llegado en la actualidad es, como mucho, a alguna conversación informal. Nada serio dicen.

Con ello, el in-pass en el que se ha adentrado la situación ha provocado que el interés de más de un club se haya visto reforzado durante las últimas semanas. Y aunque todo el mundo habla de la mareante oferta que podría proceder del Manchester City, una cifra que rondaría los 230 millones de euros que pondría encima de la mesa para hacerse con los servicios del internacional argentino, es, sin embargo, otro club de la ciudad, el United, el que, de la mano de adidas, está dando pasos más que sólidos para hacerse con los servicios del crack.

El miedo agudiza el ingenio de adidas



La situación del United, a nivel deportivo, se ha convertido, en los últimos meses, en la gran preocupación de la multinacional alemana adidas. Con una inversión anual de cerca de 100 millones de euros, la marca ve con preocupación como la desidia, el mal juego y la incapacidad para volver, deportivamente hablando, por los derroteros que tantos éxitos logró obtener el club con Alex Ferguson a la cabeza, pueden convertir el acuerdo con el club de Manchester en la peor inversión de toda su historia.

Bien es cierto que la marca se preocupó, y mucho, de introducir la conocida como cláusula del pánico en el contrato que vinculaba a la misma con el club británico y en virtud de la cual, la cifra que a nivel económico debería abonar si la entidad de Manchester no se clasificaba para la Champions League quedaba reducida en un 30% (hasta los 65 millones de euros más o menos). Pero en la compañía alemana el verdadero temor no es tanto el económico como la pérdida de prestigio a la que la mala racha deportiva del United puede provocar en la imagen de marca de la firma alemana.

Y la situación, a cada semana que pasa, es aún peor. Con un Mourinho (embajador de adidas) incapaz de reconducir la situación y con unas estrellas que ven más cerca su salida del club (Rooney cumple contrato en 2019 pero pocos son los que dan su continuidad más allá de junio de 2017 e Ibrahimovic acaba contrato a la conclusión de la presente temporada), tanto en el club como en la multinacional alemana ven como única tabla de salvación la que ahora se considera una verdadera quimera: la llegada de Leo Messi.

adidas y el United ya saben como sacar a Messi del Barcelona



Con una cláusula de rescisión de 250 millones de euros, más una ficha que podría rondar los 50 millones de euros brutos anuales para convertir al jugador argentino en el futbolista mejor pagado del planeta, todo parece indicar que la inversión a realizar es lo suficientemente importante como para pensarse, dos, tres o incluso más veces, la oportunidad de afrontar la misma. Y sin embargo, como decíamos al comienzo del presente artículo, tanto la marca alemana como el club británico ya han encontrado como solventar ese obstáculo.

En adidas (y por extensión en el United) ya han encontrado como sacar a Messi del FC Barcelona por una cifra que rondaría la mitad del desembolso que debería hacer el club británico para hacerse con sus servicios: con una prima de 100 millones de euros para el jugador. O lo que es lo mismo, la marca alemana (patrocinadora de Messi) y el club británico ya trabajan en una oferta conjunta que pondría encima de la mesa un contrato de alrededor de esos 50 millones de euros brutos para el jugador (alrededor de 25 millones de euros netos por temporada) y que vendría acompañada de la solución para evitar pagar los 250 millones de cláusula de rescisión: ofrecer a Messi una prima de fichaje de 100 millones de euros para que el jugador no estampe su renovación con el club azulgrana. Si Messi no renueva su contrato (que vence el próximo 30 de junio de 2018), el club interesado en su fichaje no debería abonar los 250 millones de euros de la cláusula de rescisión, un hecho al que adidas y el United quieren derivar a Messi a cambio de una prima para el jugador por hacerlo de 100 millones de euros.

La solución, enrevesada ya de por sí, supondría que todos, salvo el FC Barcelona, saldrían ganando: el internacional argentino, porque de golpe se vería en su bolsillo con una prima de 100 millones de euros además de los 50 millones que quiere por temporada, prima que no tendría en caso de renovar con el club azulgrana. El United porque vería como la inversión a realizar en fichar al argentino se reduciría de esos casi 300 millones a desembolsar en el primer año (250 millones de la cláusula más otros 50 de la ficha del jugador) a "apenas" 150 millones de euros. Y adidas porque por fin vería como el jugador recalaría en un club equipado por la firma, además de convertirse en la solución a sus problemas con el United. A la oferta británica se le uniría además la promesa de la marca de plantearse renovar de por vida al argentino en caso de aceptar la operación.

adidas y el United ya han dado con la clave para sacar a Messi del Barça. Ahora la pelota pasa al tejado del argentino, cuyo entorno ve con curiosidad una propuesta que le da 100 millones de razones para no renovar con el FC Barcelona.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top