adidas teme que el United hunda su marca
  • En la compañía alemana temen un nuevo descalabro a nivel deportivo de la entidad de Manchester, situada en la actualidad a seis puntos de los puestos que dan derecho a jugar Champions League la temporada que viene




Aunque no hemos llegado aún al ecuador de la temporada futbolística en Europa, en la multinacional alemana adidas se han encendido ya todas las alarmas por la preocupante (y cada vez más vergonzante) situación por la que atraviesa su mayor inversión dentro del fútbol mundial en cuanto a entidades deportivas se refiere, el Manchester United, que por segundo año consecutivo va camino de volver a quedarse fuera de la máxima competición europea a nivel de clubes: la Champions League.

Ni con Mourinho



En sexta posición, con tan sólo 18 puntos de 33 posibles y a 6 de los puestos que dan derecho a jugar Champions League la temporada que viene. Y eso, cuando estamos a punto de llegar al ecuador de la temporada dentro de una de las competiciones más importantes a nivel mundial, la Premier League, es motivo más que suficiente para que en la marca alemana adidas comiencen a plantearse la situación actual con el club de Manchester.

Y esa situación actual no encierra mucho "misterio": como si de una maldición se tratara, desde que sir Alex Ferguson se retirara de los banquillos, el United es incapaz de presentar un rendimiento deportivo si quiera medianamente aceptable para lo que se puede y debe exigir a un club de su categoría. La llegada de José Mourinho, uno de los máximos embajadores de adidas dentro del mundo de los entrenadores, al banquillo del United albergó ciertas esperanzas por retomar una senda, la del buen rendimiento deportivo, perdida hace ya varios años. Y sin embargo, no ha hecho más que ahondar la enorme preocupación que existe en adidas respecto a la que es, hasta el momento, su mayor inversión jamás realizada dentro del mundo del patrocinio en el fútbol.

adidas comienza a temer el hundimiento de su marca por la crisis del United 



A pesar de que aún queda más de la mitad de la temporada por delante, en la firma no acaban de ver con tranquilidad las sensaciones que se transmiten, a nivel deportivo e incluso institucional, desde dentro del club. La posibilidad de que el United se quede, por segundo año consecutivo (tercero en apenas cinco años) fuera de la máxima competición del fútbol mundial a nivel de clubes, la Champions League, aterra a la marca, que teme que el club de Manchester arrastre en su caída a la imagen de la compañía.

Pero no es la única que se resiente por la pobre situación deportiva por la que atraviesa. El club acaba de presentar los números de su primer trimestre del ejercicio y no hacen más que confirmar los mayores temores de adidas: el United cerró ese periodo con unas ventas de casi 140 millones de euros, una cifra espectacular pero que, sin embargo, supone un retroceso del 2,3% con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que ha propiciado que su beneficio neto haya disminuido de casi 6 millones de euros a apenas algo más de 1,5 millones.

Y es, precisamente, esa drástica caída, la que teme la multinacional alemana pueda afectar a su propia imagen. Con una inversión de casi 100 millones de euros por temporada en concepto de contraprestación por equipar al club, la marca ve como el tiempo pasa y la tasa de retorno que obtiene con la misma dista mucho de las expectativas creadas en la compañía. Y todo ello a pesar de la existencia de la Cláusula del Pánico, con la que la marca se cubrió las espaldas en el contrato firmado con el club británico disminuyendo la cuantía a abonar cada temporada hasta casi un 30% en el supuesto de que la entidad no lograra clasificarse para la siguiente edición de la Champions League.

Ese ahorro en la cantidad a abonar al United (alrededor de unos 30 millones de euros) no compensa, sin embargo, el "castigo" al que el pobre rendimiento del club está sometiendo a la imagen de la marca adidas, que ya sí comienza a valorar como una realidad el que, en su caída, el club de Manchester arrastre a su imagen (la de adidas) hasta cotas inimaginables.

Para más inri, el hecho de que al frente del banquillo esté José Mourinho, máximo embajador de adidas a nivel de entrenadores y fichado a bombo y platillo como la gran esperanza, el gran revulsivo, del club para su recuperación, ha hecho saltar por los aires toda la estrategia que la compañía tenía preparada para mayor valor de la marca Mourinho como entrenador y, como no, de la suya propia.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top