Malasia se plantea renunciar a la F1
  • Un desinterés cada vez mayor del aficionado por un producto sin apenas emoción; unos altísimos costes de organización y una escasa tasa de retorno han llevado a las autoridades del país por primera vez desde que organiza el Gran Premio desde el año 1999, ha plantearse la oportunidad de continuar dentro del calendario oficial de carreras de la Fórmula una vez concluya su contrato en 2018




Un producto sin valor alguno. Así llevan definiendo desde hace varios años ya muchos aficionados al mundo del motor a la Fórmula 1. Y así llevan advirtiendo incluso desde dentro de la Fórmula 1, una de las partes importantes y con voz propia dentro de la competición, los pilotos, acerca de en qué se está convirtiendo en los últimos años la misma: una competición sin apenas interés, con una escudería (primero fue Red Bull, ahora Mercedes) enormemente superior al resto, y donde el coche prima sobre todas las cosas, incluido el talento de los pilotos. Una concepción que está comenzando a pasar factura a la propia Fórmula 1.

Los orígenes



Allá por el año 1999 la Fórmula 1 llevó a cabo la implantación de una de las estrategias más arriesgadas hasta el momento realizadas: la apertura de las puertas de su expansión al siempre atractivo mercado asiático con el Gran Premio de Malasia, un premio que se convirtió desde el primer momento en una de las carreras más esperadas por los aficionados dentro del calendario.

Sin embargo, ese interés ha ido decreciendo poco a poco. La evolución de los monoplazas hasta convertirlos en máquinas en las que el talento del piloto tiene muy poco que decir y la llegada de nuevos Grandes Premios a la zona como Bharéin, Abu Dhabi, India y un largo etcétera ha provocado que el interés de los aficionados por la carrera haya decrecido de manera importante.

Malasia se plantea renunciar a la F1



Así, debido a todo ello, y en este nuevo escenario, por primera vez el país asiático ha comenzado a encontrar importantes objeciones al mantenimiento de ese Gran Premio dentro del calendario oficial de la Fórmula 1. El interés que el mismo despierta entre los aficionados ha caído a mínimos históricos. Esta temporada, la prueba apenas ha vendido algo más del 50% de las entradas, y sus audiencias televisivas han caído hasta límites históricos.

Y no es algo generalizado en el aficionado del país asiático. Mientras el interés por la F1 decrece a pasos agigantados, el de otra prueba del motor, como el Mundial de Motociclismo, goza de una salud envidiable, consiguiendo llenar las gradas del circuito año tras año y colgando el cartel de "No hay billetes" una y otra vez.

Todo ello ha llevado a las autoridades del país a comenzar a plantearse la oportunidad de seguir dentro del calendario oficial de carreras de la F1 en los próximos años, entre otros motivos, por esa falta de interés absoluta que provoca, por ejemplo, el dominio tan aplastante que ejerce una escudería, ahora Mercedes (antes Red Bull) sobre el resto, una circunstancia que encierra una enorme curiosidad: el principal patrocinador de Mercedes es la petrolera Petronas, la compañía energética nacional malaya y, además, patrocinadora del Gran Premio de Sepang.

Malasia tiene garantizado por contrato estar en el calendario oficial de la Fórmula 1 hasta el año 2018. Una vez concluya el mismo, llegará el momento elegido por las autoridades del país para sentarse a valorar el continuar o no con el Gran Premio dentro del circuito oficial de la Fórmula 1.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top