Kasper Rorsted ya ejerce como nuevo CEO de adidas
  • Tal y como estaba pactado, el directivo danés toma las riendas de un proyecto que Hainer, sorpresivamente, ha logrado reconducir en los últimos dos años para dejarlo en uno de los momentos más altos en cuanto a números se refiere de su historia, una situación que hace que vuelvan a arreciar las dudas acerca de la capacidad del nuevo dirigente para lograr mantener los números a los que ha sido capaz de llevar a la compañía Hainer




Desde el pasado sábado, 01 de octubre, la multinacional alemana adidas, una de las firmas de ropa deportiva más importantes del mundo, ya tiene al frente de su nave un nuevo Consejero Delegado que sustituye, ahora sí de manera real, a Herbert Hainer como máximo responsable de la firma germana. Su nombre, Kasper Rorsted, ya fue anunciado a comienzos del pasado mes de enero, cuando la marca buscaba a la desesperada a un candidato que se hiciera cargo de la nave alemana. Y sin embargo, los retos a los que se va a enfrentar Rorsted son tan grandes que muchos incluso comenzaron a poner en duda desde el mismo momento de su elección, la capacidad, oportunidad y liderazgo del directivo al frente de una compañía como la alemana.

adidas ya tiene nuevo Consejero Delegado



Desde el pasado sábado, adidas ya tiene nuevo Consejero Delegado. Y aunque su nombre era por todos conocidos desde comienzos de enero, estaba pactado que hasta el 01 de octubre no se incorporara de manera efectiva a su nuevo cargo en sustitución de Herbert Hainer, un CEO que si bien llevó a la compañía, hace ahora dos años, a una situación prácticamente insalvable, ha logrado desde entonces, y tras anunciar su renuncia para seguir al frente de la institución, revertir la misma para lograr poner a la firma germana en una posición que le llevará a obtener los mejores resultados de su historia antes de que concluya el año.

Con un ajustado y drástico plan de reestructuración de la compañía que llevó a la firma a cambiar radicalmente su estrategia para los Estados Unidos y que le ha devuelto a la senda del éxito, los especialistas consideran que el listón que le deja a su sucesor, Kasper Rorsted, es demasiado alto como para que no empiecen a surgir voces discrepantes en torno a su figura a poco que no sea capaz de mantener el alto ritmo impuesto por Hainer en los últimos meses de su gestión.

Dudas


La elección de Rorsted como sustituto ideal de Hainer para una compañía como adidas ya despertó importantes dudas en su momento. El objetivo de los dirigentes de adidas a la hora de seleccionar a su nuevo consejero delegado estaba claro: buscaban un candidato capaz de asumir con diligencia los restos marcados por la firma germana, entre los que se encontraban la reconquista del mercado norteamericano, algo que Hainer ya ha dejado muy bien encaminado. Y el nombre de Rorsted, que procedía del mismo cargo que va a desempeñar ahora en adidas en el grupo Henkel, uno de los mayores grupos dedicados a productos de consumo del mercado alemán especializado en productos de limpieza y cuidado personal que triplicó el precio de su acción durante los ocho años en los que Rorsted estuvo al frente de su equipo, no logró tranquilizar a los accionistas de la marca.

La carrera de Rorsted no siempre ha estado marcada por el éxito. En el año 2014, la presidenta ejecutiva de Hewlett-Packard, Carly Fiorina, despidió a Rorsted de su cargo como máximo responsable de las operaciones de la compañía en Europa, Medio Oriente y África, al no conseguir lograr los objetivos marcados por la compañía.

Pero no sólo eso. Existen serias dudas de que este directivo danés, de 53 años de edad, sea capaz de adaptar las claves del éxito impuestas en una compañía de un sector tan sumamente diferente como es Henkel al ámbito de acción de adidas. Especializado en las estrategias para el mercado de productos de consumo, será especialmente interesante ver cómo se enfrenta y qué estrategias adopta para plantar cara sobretodo a firmas como Nike y Under Armour que tienen al frente de las mismas a presidentes ejecutivos con una larga experiencia dentro de la industria deportiva.

Es más, el único antecedente similar dentro de la industria de un profesional del sector del que procede Rorsted lo encontramos precisamente en su gran rival Nike. La firma norteamericana puso en su máximo cargo, aunque fuera brevemente, a un ex directivo de productos de consumo especializado en los datos. Su gestión fue tan nefasta que apenas duró dos años en el mismom y en el seno de la marca del swoosh no dudan en considerar su gestión abiertamente como un verdadero fracaso.

Desde el pasado sábado, Rorsted ya ejerce como nuevo CEO de adidas. Y ahora, con el vértigo que da encaramarse a la nueva realidad, en la marca vuelven a surgir las dudas sobre un dirigente que apenas ha comenzado a ejercer.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top