El "nuevo LeBron" le da el primer disgusto a Nike
  • La inoportuna lesión sufrida por el que está llamado a ser uno de los grandes en la NBA ha encendido todas las alarmas en la multinacional norteamericana Nike que estudia como reactivar toda la estrategia que tenía prevista llevar a cabo con el jugador de los Sixers




Está considerado por muchos como el "nuevo LeBron". Y con esa vitola se presentó al Draft 2016 a la espera de ser elegido en el puesto número 1 del mismo, una elección sumamente importante no sólo a nivel deportivo, algo que puede marcar toda su carrera, sino también a nivel comercial, para comenzar a engrosar un potencial bajo el punto de vista del marketing deportivo que muchos consideran casi tan importante o más que el que se pueda derivar de la vertiente meramente deportiva.

Nike se queda a Ben Simmons



12 millones de dólares más incentivos y un contrato de cuatro años de duración. Esos fueron los argumentos, más que suficientes, con los que la multinacional norteamericana Nike supo captar la atención y el interés antes que ninguna otra firma, y antes de la celebración del Draft 2016, del que todo el mundo apuntaba iba a ser número 1 en la elección de dicho Draft y por el que ya suspiraban las más importantes firmas y marcas comerciales del planeta.

Sin embargo, la decisión no era sencilla. Realizar una apuesta así por un novato como Ben Simmons no estaba exenta de riesgo, tal y como lo están muchas otras en esta nueva estrategia de las compañías de captar a sus embajadores cuando apenas han aterrizado en la NBA con el objetivo de lograr tener en sus filas desde sus comienzos al próximo crack que domine la NBA tal y como hiciera Nike en su momento con LeBron James.

El "nuevo LeBron" le da el primer disgusto a Nike


Pero jugadas como las que llevaron a Nike a la gloria con LeBron (apostó por él, un jugador que pasó directamente del instituto a la NBA sin los años de preparación en la Universidad ofreciendo un contrato multimillonario) no suelen pasar muchas veces en la historia del marketing deportivo. Casos como los de Derrick Rose con adidas vienen a mostrar lo complicado que es a veces para las compañías de ropa deportiva acertar de pleno a la hora de elegir, lo antes posible, sus embajadores de futuro.

Y a esta nueva realidad se asoma ahora la firma estadounidense Nike con su nuevo embajador. El alero australiano, de apenas 20 años de edad, se ha fracturado el quinto metatarsiano del pie derecho en uno de los entrenamientos de los Sixers, su nueva franquicia, que le obligará a pasar por quirófano y a estar un mínimo de tres meses de baja, lo que ha encendido todas las alarmas en Nike.

Motivado por el espectacular cambio físico al que está siendo sometido para poder codearse con los grandes en la NBA (ha ganado más de 10 kilos en verano para pasar de los 98 hasta los más de 108 kilos con los que llegó a la pretemporada) kilos que parecen ser los principales responsables de su lesión, Nike se ha visto obligada a cambiar toda la estrategia que la compañía estadounidense tenía prevista para el debut, ahora sin fecha definida, del "nuevo LeBron" en la NBA, un cambio que puede generarle millones de dólares en pérdidas de no ser capaz de lograr una activación lo suficientemente provechosa de la imagen y marca del jugador.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top