El agente de Bale también se une a adidas en su intento de llevar al galés al United
  • El representante del jugador, Jonathan Barnett, ha sido visto con el entrenador del Manchester United y el vicepresidente del club, Ed Woodward, en un conocido y elitista restaurante británico para tratar los términos de una posible llegada del internacional al club británico, un traspaso en el que jugarían un papel estelar los patrocinadores oficiales del United, fundamentalmente adidas y Chevrolet




Informábamos de ello en exclusiva hace tan sólo unos días en Marketing Deportivo MD. Una de las muchas consecuencias del excepcional, sobre todo a nivel de títulos, final de temporada del internacional luso Cristiano Ronaldo, con el título de la Champions con el Real Madrid y la Eurocopa con Portugal, fue el inesperado giro que ello supuso en la estrategia de la directiva blanca para/con los planes de futuro del crack luso en el conjunto blanco. Y entre estas consecuencias, o más bien como una de las derivadas de las mismas, se encontraba otro crack merengue, el internacional galés Gareth Bale.

Cambio de estrategia



Ese final de campaña propició un radical giro dentro de la estrategia marcada desde hace meses en el club blanco en su relación con Cristiano Ronaldo. Así, se pasaba de un interés casi definitivo de la entidad por tratar de traspasar al luso al término de la temporada pasada a otro en el que el jugador volvía a convertirse en pieza indispensable dentro de los planes de futuro del presidente de la entidad Florentino Pérez.

Sin embargo, la renovación no le iba a salir cara. Y no sólo en términos económicos. Así, a pesar de que se habla de un nuevo contrato que extenderá la relación del jugador durante otros cinco años, hasta el 2021, a razón de una cifra que podría rondar los 20 millones de euros netos anuales, existe otro coste derivado de dicha decisión de mucha más importancia y relevancia para la entidad merengue: su relación con otra de sus estrellas, Gareth Bale.

adidas quiere a Bale fuera del Madrid


Con un Ronaldo reforzado dentro del club con esa renovación, otra de sus estrellas, Gareth Bale, comenzaba a dejar a un lado sus intenciones (suyas, de la marca que lo patrocina, de Florentino Pérez y de su propio agente) de ir cogiendo el testigo que, deportiva y comercialmente, en términos de marketing deportivo, iba a ir dejando el crack portugués.

Eso ha generado que tanto el agente del jugador como la firma adidas hayan retomado una posibilidad de un retorno del jugador al fútbol británico a una entidad en la que la marca alemana tiene puestos muchos intereses y de la que pretende obtener la máxima rentabilidad lo antes posible: el Manchester United.

Con un Ronaldo encabezando la estrategia de Nike dentro del Real Madrid en España y con un Manchester United incapaz de retomar por la senda del éxito deportivo en el Reino Unido, en la marca alemana ven prioritario reforzar su estrategia dentro del club británico para tratar de salvar su inversión en el mismo antes de que sea demasiado tarde. Y ello pasa por traspasar al galés desde el Real Madrid (otro club adidas, no lo olvidemos) al Manchester United.

El agente de Bale quiere su parte


Y por si faltara algún ingrediente a todo este guisado, el agente de Gareth Bale, Jonathan Barnett, ha venido a poner el colofón al mismo con su particular guerra con el todopoderoso Jorge Mendes, representante de Cristiano, comenzando a hacer importantes movimientos en el entorno del United para demostrar el verdadero interés de Bale por recalar en el club.

Así, Barnett ha sido visto en las últimas horas en un conocido y elitista restaurante británico acompañando a José Mourinho, entrenador del Manchester United y, paradójicamente, uno de los representados de Jorge Mendes. Barnett sabe que el momento es ahora. Al interés del United por contar con el galés, se le une el de los patrocinadores de la entidad británica, sobre todo adidas y Chevrolet, por recuperar la senda del éxito perdida. Y ellos se podría traducir en una comisión para el representante valorada en muchos millones de euros (se habla de una cifra similar a la que ha podido cobrar otro representante, Mino Raiola, por el traspaso de Pogba al Manchester United precisamente).

Poco a poco, las cartas van poniéndose encima de la mesa y a Florentino Pérez la renovación de Cristiano Ronaldo puede salirle mucho más cara de lo inicialmente previsto. El interés de adidas por reforzar la marca United y dejar debilitada la del Real Madrid bien podría ser visto, además, como un alejamiento en las posturas entre la Casa Blanca y la firma alemana para encarar la renovación, o no, de su alianza como uno de los principales patrocinadores del club blanco. Y por si fuera poco, y la mecha de la desconfianza no estuviera aún suficientemente prendida, ha aparecido el representante del galés aportando su particular granito de arena y reclamando para sí su protagonismo, en forma de la suculenta comisión que se embolsaría en caso de producirse el traspaso. Demasiados intereses para augurar un futuro muy blanco al internacional galés.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top