adidas quiere despedirse del basket con las mangas
  • La firma germana vistió al Real Madrid en su encuentro ante los Oklahoma City Thunder de la NBA con sus ya conocidas (y criticadas) mangas en lo que parece ser la tónica general que seguirán los uniformes alemanes en este último año de relación con la NBA




Fue, probablemente, una de las propuestas de marketing más arriesgadas que la multinacional alemana adidas haya puesto nunca en marcha dentro del mundo del deporte. Su intento por cambiar los tradicionales uniformes del mundo del baloncesto convirtiendo sus camisetas de tirantas en otras con mangas consiguió que aparecieran grupos tanto a favor (los menos) como en contra de las nuevas indumentarias.

Una propuesta arriesgada



Pero a pesar de ello, la firma apostó por la idea. Y lo hizo a lo grande. El laboratorio de pruebas elegido para el experimento no pudo ser mejor: la todopoderosa NBA, la mejor liga de baloncesto del mundo, un escaparate para su nuevo producto que motivó que las marcas rivales, sobre todo Nike, tuviera que pedir incluso ayuda a sus grandes embajadores (LeBron James fue uno de los más críticos con los nuevos uniformes) para que el proyecto alemán encontrara los suficientes obstáculos en su camino que le impidieran triunfar en su concepto.

Sin embargo, el verdadero golpe de gracia a dicha iniciativa llegó tan sólo unos meses después y procedentes, precisamente, de la propia compañía. En su intento por reestructurar su negocio en los Estados Unidos, la firma anunciaba su firme decisión de no continuar con su relación con la NBA más allá del término de su actual contrato, que finaliza a la conclusión de la presente campaña, un mazazo en toda la línea de flotación de una estrategia que poco a poco iba consolidándose en el escenario del basket.

adidas quiere despedirse del basket con las mangas 


Y si bien durante muchos meses fueron muchas las franquicias y los partidos de la NBA donde se pudo ver la nueva propuesta alemana, que poco a poco iba haciéndose un hueco entre los aficionados a pesar de las críticas, el salto a Europa fue una aventura que le costó realizar un poco más.

A pesar de ello, y ahora que la marca entra de lleno en el último año de su relación con la NBA, la firma parece decidida a implantar esa nueva moda también en el baloncesto europeo. Y no ha encontrado mejor pista de lanzamiento que el encuentro que disputaron en la noche de ayer el Real Madrid y los Oklahoma City Thunder dentro de la estrategia Global Games de la NBA que lleva a sus franquicias por todo el mundo y que acabó, sorprendentemente, con la victoria blanca sobre las estrellas NBA.

Pero lejos del resultado deportivo, adidas fue la gran triunfadora de la noche al equipar al conjunto blanco con un uniforme con mangas que llamó poderosamente la atención entre los aficionados y que parece ser el punto de partida para una estrategia que, lejos de desvanecerse, la marca quiere rescatar y revivir antes de su adiós definitivo a la NBA.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top