Y Cristiano lo volvió a hacer...
  • La estrepitosa respuesta del jugador a las declaraciones realizadas la semana pasada por Xavi Hernández en la que elegía a Messi como el Mejor Jugador del Mundo han vuelto a pasar factura a la imagen de un jugador luso al que las marcas comienzan a mirar con recelo por los valores excesivamente individualista que desprende




Es, sin lugar a dudas, uno de los dos mejores jugadores del mundo en la actualidad en el ámbito deportivo. Pero en el apartado comercial muy pocas estrellas del mundo del deporte osan siquiera hacerle sombra a un futbolista que es icono dentro del mundo de la moda, la publicidad y los negocios. Sin embargo, no son pocos los que piensan que él sólo se está encargado de construir una imagen que a buen seguro no le ayudará a la explotación comercial de su propia imagen y que, a la larga, puede reportarle serios problemas en su relación con las firmas y marcas comerciales.

Cruce de declaraciones



"Lo que dije es que la velocidad mental y física de Messi es insuperable. Un tonto no puede jugar a fútbol y menos Cristiano Ronaldo. Un futbolista de élite y al nivel que lo ha hecho Cristiano tiene que ser listo, pero ha tenido la mala suerte de coincidir con Messi. No hay punto de comparación y todo el mundo lo ve, salvo que seas del Real Madrid". Estas son las declaraciones con las que Xavi Hernández, ex capitán del FC Barcelona, trataba de matizar el pasado martes otras previas en las que afirmaba que Cristiano Ronaldo tenía un gran físico pero que Leo Messi tenía tanto físico como inteligencia.

Sin embargo, lejos de arrojar agua al fuego, lo único que propició fue un caldo de cultivo lo suficientemente importante como para que, a la mínima ocasión que tuviera, el portugués respondiera a las mismas. Lejos de los consejos y recomendaciones de su círculo cercano, y de las indicaciones de sus asesores de no tratar de perjudicar aún más su propia imagen con declaraciones altisonantes, el portugués hizo el pasado sábado lo que todo el mundo esperaba de él: contestar a Xavi Hernández.

Y Cristiano lo volvió a hacer...



"Yo soy el jugador más buscado en internet. Cuando Xavi habla de mí es que busca publicidad. Ganó todo, pero ningún Balón de Oro. Yo tengo tres. Y está jugando en Qatar. No sé siquiera si sigue jugando". Esta fue la esperada respuesta que los medios ansiaban oír, otra polémica en la que se ve inmerso el futbolista blanco.

Pero lejos del fondo de la cuestión, en quién es mejor si Messi o Cristiano, los asesores del jugador veían como, una vez más, el internacional portugués le hacía un flaco favor a su propia imagen. El hecho en sí no pasó desapercibido para los medios de comunicación y redes sociales que rápidamente comenzaron a hacerse eco de la polémica. Y nuevamente, a esos valores de ambición, capacidad de sacrificio y afán de superación que lleva asociados su imagen, se le une, una vez más, un toque individualista y egocéntrico que comienza a lastrar desde hace tiempo la marca del jugador de cara a las firmas y compañías interesadas en asociar su imagen a la del portugués.

Ese toque individualista comienza a pasar factura en la imagen del jugador hasta el punto de cada vez son más los aficionados que identifican al crack luso más preocupado por la consecución de objetivos individuales que por los propios del grupo, un enorme lastre como decimos que poco a poco comienza a hacer dudar a las firmas a la hora de unir su imagen a la del jugador y, sobretodo, a la hora de desembolsar sumas millonarias de dinero por vincularse comercialmente con el internacional del Real Madrid. El pasado mes de febrero el portugués recriminaba a sus propios compañeros afirmando que "Si todos estuvieran al mismo nivel que el mío, estaríamos primeros", mensajes que fuera ya del apartado estrictamente deportivo, provocan un enorme daño a la imagen del jugador.

Cristiano o Messi



Frente al estilo Cristiano, resalta por encima de todo su gran rival en los terrenos de juego, el internacional argentino Leo Messi, capaz de transmitir unos valores mucho más aprciados por las compañías. Prestigiosas agencias especializadas dentro del sector han tratado de poner en marcha estudios y análisis para valorar el potencial comercial de las marcas de ambos jugadores. Tal es así, que el resultado es concluyente: aunque la balanza se decante ligeramente del lado del portugués, tanto la marca de uno como de otro ronda una valoración de unos 40 millones de euros, una cifra sencillamente espectacular.

Lo elevado de la cifra responde a un interés de las compañías y marcas comerciales por unir su nombre a dos jugadores que aunan en torno a ellos valores que esas firmas tratan de hacer llegar a sus consumidores finales utilizando la figura de dichos cracks como medio elegido para ello. Aunque como veremos, el resultado es completamente diferente.

Los valores que desprende la imagen de Leo Messi y, por lo tanto su marca, suelen asociarse a la entrega, el trabajo, el apoyo en el colectivo y la solidaridad. Valores que muchos de ellos coinciden con los del portugués, aunque los de éste tienen un aspecto diferente: en el portugués las marcas valoran el afán de superación del luso, su capacidad de trabajo o su enorme ambición por alcanzar objetivos. Tanto en uno como en otro caso, valores igualmente evaluables y cuantificables en diferente rangos para las compañías comerciales según sus propios intereses.

Y sin embargo, existe un valor que poco a poco va haciendo estragos en la marca del internacional portugués y que, en el corto/medio plazo puede comenzar a pasarle factura al delantero del Real Madrid.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top