Roma se opone a su candidatura para los JJOO 2024
  • La alcaldesa de la ciudad, Virginia Raggi, ha sentenciado definitivamente la posibilidad de una posible organización de los Juegos Olímpicos del año 2024 por parte de la capital italiana amparándose en el hecho de que la ciudad no está capacitada ni económica ni logísticamente para acoger un evento de tales características




Virginia Raggi, alcaldesa de la ciudad de Roma, ha puesto el punto y final a la aventura romana de los Juegos Olímpicos del año 2024 antes incluso de que se inicie tras negar definitivamente la posibilidad de presentar una candidatura lo suficientemente sólida para la organización de un evento como el mencionado.

Roma se opone a su candidatura para los JJOO 2024



Así lo ha manifestado la alcaldesa de la ciudad en una rueda de prensa convocada al efecto y previa a la cual se celebró una reunión con el presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI), Giovanni Malagó, y con el presidente del Comité Paralímpico Italiano, Luca Pancalli, que no acudió a la cita, lo que ha sido interpretado como una verdadera falta de respeto por parte de los otros dos asistentes.

A pesar de ello, Virginia Raggi se ha mostrado inflexible en la posición de la ciudad y ha calificado de "irresponsables" a todos aquellos que defienden la presentación de una candidatura dadas las graves circunstancias y la penosa situación económica en la que se encuentra en la actualidad la capital italiana.

Conflicto con el CONI



Con una deuda de más de 2.200 millones de euros y con una tasa de paro por encima del 11%, Raggi considera que la ciudadanía romana tiene muchas otras cosas mucho más importantes en que pensar que sumirse en un complejo, complicado y costoso proceso de organización de unos Juegos Olímpicos.

Como ejemplo pone que no ha sido hasta hace realmente poco tiempo cuando Italia ha logrado, por fin, liquidar la deuda que mantenía aún procedente del Mundial 1990, tras 25 años de retraso y que aún está abonando la contraída en el año 2006 como consecuencia de los Juegos Olímpicos de Invierno de Turín y los Mundiales de Natación del año 2009.

Frente a esta posición, el presidente del Comité Olímpico Italiano ha dejado abierta, no obstante, la puerta abierta a la presentación de una candidatura romana a la cita olímpica del año 2024 amparándose en el hecho de que la misma fue aprobada por el anterior alcalde de la ciudad, Ignazio Marino, el 25 de junio de 2015 y que más que responder a verdaderas necesidades, todo es consecuencia de un cambio de gobierno que afectará al futuro deportivo de la delegación italiana.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top