Nike recela de Neymar y vuelve a renovar a Cristiano
  • Los problemas legales de Neymar con las autoridades españolas, su complicada vida "extradeportiva" y un rendimiento deportivo inconstante, han llevado a la compañía a paralizar sus grandes planes para el brasileño para este año y renovar a Cristiano Ronaldo, un embajador al que el internacional carioca iba a sustituir como máximo representante global de Nike a nivel mundial ya en este mismo 2016




Estaba pactado. Era una de las grandes estrategias de la compañía norteamericana para este año 2016 y el objetivo estaba claramente definido: llegar a poner en marcha una transición lo suficientemente "amable" y modélica entre el papel que desempeñan dentro de la compañía sus dos grandes embajadores: Neymar Jr, el que está llamado a ser la gran figura de Nike en el corto plazo, y Cristiano Ronaldo, estrella mundial de la compañía en la actualidad. El punto de inflexión para dicho cambio en la estrategia de Nike eran los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Sin embargo, la compañía ha pasado de tener lo suficientemente claro el convertir a Neymar en su nuevo embajador global a nivel mundial, a volver a apostar por Cristiano Ronaldo ofreciéndole una renovación para los próximos años que habla bien a las claras de las dudas que el crack brasileño sigue mostrando a gran parte de la directiva norteamericana.

Neymar, nuevo embajador global de Nike



Una de las exclusivas estrella adelantadas hace casi un año por Marketing Deportivo MD durante 2015 fue la que protagonizaron la multinacional norteamericana Nike y el internacional brasileño Neymar Jr. Con un Cristiano Ronaldo por entonces francamente en caída libre, en la sede de la marca del swoosh consideraban que había llegado el momento de poner en marcha toda la estrategia que tenían prevista para organizar una transición entre ambas estrellas, embajadores de Nike, que convirtiera al brasileño en el nuevo y más importante embajador global de la compañía y fuera retirando, con elegancia y poco a poco, al portugués de los primeros focos de la actualidad mediática dentro de la marca del swoosh.

Así estaba previsto y así estaban marcadas las fechas. Con un año 2016 sumamente interesante a nivel deportivo, la disputa de dos acontecimientos, la Copa América Centenerio pero sobre todo los Juegos Olímpicos de Río, iban a marcar las pautas y el ritmo a tener en cuenta dentro del sector para la implantación de esa estrategia que en Nike consideraban clave y adecuada para poner en marcha justo ahora, en el momento oportuno.

Nike recela de Neymar y vuelve a renovar a Cristiano


Sin embargo, nadie puede evadirse de los caprichos del destino y en la firma norteamericana rápidamente comenzaron a comprobar cómo los objetivos y estrategias previamente planificados iban a comenzar a sufrir importantes alteraciones en su devenir que podían provocar la paralización momentánea e incluso la suspensión sine die de su estrategia con Neymar a tenor de los acontecimientos vividos desde entonces.

Los rumores de una vida extradeportiva "complicada", sus problemas con las autoridades españolas y brasileñas por su traspaso al FC Barcelona y, sobre todo, un rendimiento desigual e inconstante en el plano deportivo comenzaron a llevar las dudas a la sede de la marca del swoosh. Unas dudas que definitivamente golpearon con fuerza la puerta de Nike con el resurgir deportivo de Cristiano Ronaldo, campeón de la Champions con el Real Madrid, de la Eurocopa con Portugal y uno de los máximos aspirantes a ser elegido, otro año más, como Mejor Jugador del Mundo en 2016.

Con este panorama, en Nike decidieron poner freno a sus planes con Neymar a la espera de nuevos acontecimientos que pudieran aclarar el escenario que se vislumbraba. Sin embargo, esa paralización momentánea puede ser mucho más amplia de lo que en principio pudiera haberse considerado. Así, visto el escenario, en la multinacional norteamericana han decidido dar un paso más allá y asegurarse la continuidad de Cristiano Ronaldo como embajador de la compañía con la firma de una renovación que extenderá la vinculación entre las partes hasta el año 2021, tres años más de lo dispuesto en su último contrato de renovación que concluía en el año 2018 y sobre el que la compañía no tenía como objetivo extender su vinculación, al menos en los términos empleados en esta prolongación de la vigencia del contrato.

El último contrato de Nike con el jugador firmado a finales de 2013, supuso el desembolso de casi 50 millones de euros de la compañía con un pago anual de 9 millones de euros anuales más incentivos, una cifra que se ha mejorado en el presente contrato, que podría rondar los 12 millones de euros anuales.

Con esta alianza, en Nike se aseguran que el que iba a ser su Plan B para los próximos años, una retirada paulatina de Cristiano Ronaldo del escaparate de Nike, siga siendo al menos por ahora su Plan A, una noticia que llega justo en la misma semana en el que los problemas del brasileño Neymar con las autoridades españolas han vuelto a salir a la luz, una publicidad de la que Nike recela hasta el punto de paralizar su gran estrategia para 2016: convertir a Neymar en su embajador número uno.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top