La lucha Trump - Clinton hunden a la NFL
  • El tsunami electoral y el interés de los comicios presidenciales en los Estados Unidos se está llevando por delante las audiencias de la NFL, que se ve incapaz de librar batalla contra el dúo Trump - Clinton




La batalla por la presidencia de los Estados Unidos que libran Donald Trump y Hillary Clinton se está cobrando una nueva víctima, esta vez en el ámbito deportivo: la NFL, una competición que está viviendo con enorme preocupación el desenlace de la carrera electoral por el sillón presidencial más importante del mundo después de comprobar los devastadores efectos que el interés por la misma está provocando en sus audiencias.

La lucha Trump - Clinton hunden a la NFL



La NFL está preocupada. Sus audiencias televisivas siguen en caída libre y no es por falta de información acerca del motivo fundamental que causa dicho efecto. En la organización tienen perfectamente identificado el problema y, por ese motivo precisamente, saben de la complicada situación en la que se encuentran.

Estas audiencias han sufrido una caída general desde comienzos de la presente temporada, un hecho que no tiene precedentes en la historia reciente de la competición y aunque se ha apuntado a la falta de grandes equipos en horario prime time, desde la organización ya han identificado cuál puede ser el principal motivo causante de las mismas: la batalla estelar que libran Donald Trump y Hillary Clinton en las elecciones presidenciales estadounidenses.

En caída libre


Hace apenas unos días, el encuentro disputado entre los Saints de Nueva Orleans y los Falcons de Atlantas en el tradicional Monday Night Football de la ESPN registró el peor dato de audiencia de lo que va de temporada, apenas un 5,7% de rating que supone una caída de más del 35% respecto al año anterior.

Su audiencia rondaba casi el 7%, cifra dentro de las previsiones para ser un encuentro de pago, hasta que comenzó el primer debate electoral entre Donald Trump y Hilary Clinton que arrasó con más de un 46% de audiencia, o lo que es lo mismo, un 17% más de lo que obtuvo el último debate entre Obama y Ramsey en las anteriores elecciones.

Desde la liga llevan ya algunas semanas conociendo cuál es el problema del asunto por lo que habrían optado por no poner partidos estelares en horarios claves para las elecciones presidenciales, a sabiendas de que el huracán electoral arrasaría sus bazas comerciales incluso antes de comenzar.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top