Florentino pasa de Raúl y presenta a Beckham como embajador en Estados Unidos
  • El presidente madridista "se olvida" de Raúl González Blanco para ser elegido como embajador del Real Madrid en los Estados Unidos y nombra para dicho cargo a uno de los futbolistas más mediáticos y con mayor repercusión dentro del mundo del marketing del mundo: el británico David Beckham, que ejercerá esta función durante los próximos años




En un mundo tan sumamente profesionalizado como es el de la industria deportiva, donde cualquier paso a dar y las consecuencias del mismo es calculado de manera milimétrica por parte del agente protagonista, el hecho que ocupa el protagonismo en dicho artículo a buen seguro que a nadie escapará que es una decisión más que meditada y cuyas consecuencias de tal decisión han sido analizadas con rigurosidad hasta el último detalle, consciente de la enorme repercusión y polémica que el mismo podría generar. Lo cierto es que, desde hace apenas unas horas, Florentino Pérez, máximo mandatario madridista, ya tiene quién ejerza las funciones de embajador del Real Madrid en los Estados Unidos de manera permanente.

Un "No" con muchas consecuencias



Probablemente sea el dirigente de un club europeo que más en cuenta tenga siempre la opinión de la calle. No es la primera vez que toma una decisión teniendo muy en cuenta los efectos que con la misma iba a provocar en la afición madridista de acuerdo a encuestas internas que el propio club manejaba. Sea como fuere, lo cierto es que el máximo mandatario madridista, Florentino Pérez, ha aprovechado la coyuntura actual que se vive en el seno de la afición madridista, una coyuntura de sentimiento negativo hacia el que fuera su último gran ídolo blanco, Raúl González, para proceder a ejecutar su particular venganza sobre el otrora siete merengue.

Así, el máximo dirigente ha puesto en marcha la ejecución de una fría y calculada venganza que comenzó a planear tras el rechazo del mítico jugador madridista a la oferta presentada por el propio Pérez de incorporarse al organigrama del Real Madrid bajo su mandato, lo que hubiera sido un importante tanto que se habría anotado el mandatario de cara a la afición.

Florentino pasa de Raúl y presenta a Beckham como embajador en Estados Unidos


Aquél "No" de Raúl a la oferta de Florentino Pérez no fue muy bien encajado por el presidente merengue que, desde ese mismo instante, comenzó a fraguar la que ha sido su particular y meditada venganza contra el "7" del Real Madrid.

Así, el directivo madridista ha aprovechado el entorno enrarecido que existe en la actualidad entre la afición blanca contra Raúl después de que éste, aprovechando un acto de LaLiga en los Estados Unidos de la que es embajador, se dejara fotografiar durante la presentación de la nueva oficina del FC Barcelona en dicha ciudad con ilustres estrellas azulgranas.

El gesto no ha sentado nada bien entre la afición de la Castellana, hecho éste que ha sido aprovechado por Florentino Pérez para anunciar a los galácticos que a partir de ahora ejercerán de embajadores oficiales del club en suelo americano: Ronaldo en toda Sudamérica y David Beckham en los Estados Unidos. Llama poderosamente la atención el nombramiento en este último caso toda vez que Raúl lleva años viviendo en los Estados Unidos.

Florentino con ello busca un doble efecto: por un lado, devolverle el feo a Raúl nombrando como embajador oficial en los Estados Unidos al futbolista británico. Pero por otro lado, elegir como representante a la figura de un deportista, David Beckham, cuya imagen a nivel de marketing tiene un valor exponencialmente superior a la de Raúl, hecho éste que ayudará y mucho a la expansión de la marca Real Madrid en suelo norteamericano en los próximos años.

Sin embargo, que la decisión adoptada por el dignatario madridista, además de haber considerado esas posibles repercusiones para su marca desde el punto de vista del marketing deportivo teniendo como embajador a uno de los grandes gurús en este apartado dentro del mundo del deporte, es una clara venganza en esa particular guerra interna que mantienen Florentino y Raúl, una guerra en la que Florentino le ha mandado su primer mensaje: "Roma no paga a traidores".


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top