El Sporting quiere cambiar el nombre al Molinón
  • La medida ha generado una fuerte controversia en redes sociales donde ya hay un importante debate entre los aficionados acerca de si la decisión de la directiva debe llevarse a cabo y ponerse en práctica o respetar, por el contrario, el nombre del mítico estadio




Desde que el Real Madrid y el FC Barcelona identificaran a la figura del naming rights como uno de los pilares sobre los que se asentarían sus respectivos proyectos de reforma de sus respectivos estadios, cuya financiación se llevaría a cabo en parte por la venta de esos derechos de naming rights a compañías comerciales para rebautizar sus coliseums, el recurso de este tipo de patrocinio se ha extendido como la nueva moda dentro del fútbol español. Así, son varias ya las entidades del fútbol patrio las que se han interesado por explorar este tipo de acuerdos, entre las últimas de las cuales se encuentra el Sporting de Gijón.

El Sporting quiere cambiar el nombre al Molinón



El Sporting de Gijón es el último club del fútbol español que se ha interesado por explotar la figura del patrocinio a través del naming de su estadio, El Molinón, el campo más antiguo del fútbol profesional en España y que de este modo podría ver alterada la que ha sido su denominación durante años por una más adaptada a los nuevos tiempos.

Así, dirigentes del club asturiano han reconocido abiertamente que se encuentran a la búsqueda de nuevos ingresos que ayuden a las arcas del club, una búsqueda entre las que destaca con nombre propio la figura del naming rights, los derechos del nombre del estadio y que llevaría a rebautizar El Molinón.

Visto bueno del Ayuntamiento



La medida debe ser estudiada por el actual Consejo de Administración aunque hay una clara predisposición hacia ello pese a que se reconoce abiertamente que aún no hay una empresa que, directamente, se haya interesado por la explotación de este tipo de publicidad para la misma.

De este modo, el club consolida su apuesta por tratar de rentabilizar al máximo todos los activos del club para la generación de nuevos ingresos que vengan a ayudar a las arcas de la entidad. Los principales obstáculos para lograr su objetivo son, el primero, contar con el visto bueno del Ayuntamiento, dueño de las instalaciones. Y el segundo, la duración del contrato. Desde el club reconocen que para que este tipo de patrocinio sea rentable para las dos partes participantes es necesario que el mismo tenga una duración mínima de entre 5 y 10 años, lo que puede ser un escollo importante para conseguir realizar este nuevo objetivo del club asturiano.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top