El Madrid preferiría descartar la vía Under Armour
  • Los rumores, convertidos en noticia en los medios de comunicación deportivos de carácter general en los últimos días, de un posible interés de Under Armour por vestir al Real Madrid que vendría a sumarse a la lucha entre adidas y Nike, merecen un análisis mucho más serio y profundo acerca de las debilidades (y fortalezas) que el club blanco analiza antes de entrar a valorar la potencial propuesta estadounidense




El asunto de la sponsorización técnica de la camiseta del Real Madrid, tema recurrente que veremos en los medios de comunicación deportivo de índole general muy a menudo a partir de ahora, vive en estos días un nuevo episodio: el posible interés de Under Armour por convertirse en la alternativa a las candidatas oficiales a hacerse con la elástica blanca: adidas, actual patrocinadora, y Nike, la sempiterna aspirante que anhela equipar a los dos clubes más importantes del mundo: Real Madrid y FC Barcelona. Pero, ¿interesa al Real Madrid una candidatura de Under Armour?

Encarecer el producto



A primera vista, y en un análisis frío y focalizado exclusivamente en el rendimiento económico que sobre la misma se pudiera obtener, es más que evidente que sí. Un tercer pujador, de manera cierta e importante, sobre la camiseta blanca encarecería sobremanera el producto sobre el que el club trata de obtener su mayor rendimiento.

Si tanto adidas como Nike ven en la oferta de Under Armour una propuesta lo suficientemente seria como para tenerla en consideración, a buen seguro que no les quedará más remedio, sí o sí, que incrementar sus respectivas ofertas con el objetivo de no perder el paso en un procedimiento que se antoja largo, para beneficio del club que preside Florentino Pérez.

El Madrid preferiría descartar la vía Under Armour



Y es a esa posibilidad, factible de suceder, a la que se han agarrado esos medios de comunicación deportivos a nivel generalista para, en las últimas horas, arrojar como exclusiva que existe una tercera opción para el patrocinio técnico de la camiseta madridista: la de Under Armour. Pero, ¿es viable esa tercera opción? O preguntado de otra manera, ¿interesa al Real Madrid la vía Under Armour?.

Lejos del posible interés económico que dicha potencial oferta pudiera suponer para las arcas blancas, una proposición llegada desde las filas de Under Armour no sería, ni mucho menos, la mejor opción para los intereses madridistas. Y sus dirigentes lo saben.

Así, al igual que ocurriera en el caso de la camiseta del FC Barcelona, la alternativa Under Armour siempre fue una posibilidad real pero ciertamente bastante alejada de convertirse en un hecho. La compañía de Baltimore, tan de moda en los últimos meses desde el punto de vsita del marketing deportivo, lograría de conseguirlo un verdadero pelotazo a nivel informativo y mediático dentro del sector, quizás el que durante tanto tiempo lleva buscando para desembarcar definitivamente su proyecto de expansión por Europa y el resto del mundo a través del fútbol. Pero, ¿le interesa al Real Madrid firmar con los norteamericanos?.

Millones a cambio de ceder exposición mundial



Es más que evidente, como decimos, que para la firma norteamericana supondría, de ser ciertas las especulaciones que hablan de su interés por equipar al Real Madrid, un importante impulso dentro de un sector hasta ahora capitalizado en su mayor parte por Nike y adidas. El sólo hecho de que ya se esté especulando con la posibilidad de que se convierta en postulante para la camiseta blanca es ya un triunfo para Under Armour dada la repercusión que con ello está obteniendo. Algo parecido sucedió con Kevin Durant. Cuando a su presidente, Kevin Plank, se le preguntó acerca del varapalo sufrido por no poder incorporar finalmente con Durant, que renovó con Nike, lejos de autocompadecerse, reconoció que el culebrón Durant había supuesto, además de un importante aviso para las grandes firmas de que estaban ahí, un no menos importante expositor para la firma que día sí y día también aparecía en los diarios aún cuando quizás ya conocían de antemano que no podrían hacerse con el nuevo jugador de los Warriors.

Pero, y al Real Madrid ¿le interesa la vía Under Armour? Es más que evidente que el desembarco de Under Armour en el conjunto blanco vendría ineludiblemente acompañado de la llegada de una ingente suma de dinero que la marca de Baltimore estaría dispuesta a poner encima de la mesa de Florentino Pérez para ello y que, muy presumiblemente, se acercaría mucho a lo que el máximo mandatario blanco exige a la firma que pretenda equipar a la entidad en los próximos años: casi 150 millones de euros anuales. Pero esa llegada inmediata de dinero tendría a cambio una importante contraprestación por parte del Real Madrid.

Para comenzar, la multinacional norteamericana es una empresa consolidada pero sobre todo en suelo estadounidense, donde ha conseguido desbancar a adidas del segundo puesto del mercado de la ropa y calzado deportivo en ese territorio. Y ahí puede estar uno de sus puntos débiles. Con una gran impronta en los Estados Unidos en deportes como el football, fuera de ese territorio su presencia en un deporte como el mundo del fútbol se limita considerablemente. Y si bien en países de Latinoamérica su presencia es más importante, en Europa la misma queda reducida casi a su exponente en el fútbol británico, el Tottenham, club que pasará precisamente a manos de Nike a partir de la temporada que viene.

Si ya de por sí eso es un riesgo en cuanto a experiencia y tratamiento de la relación dentro de este sector para la firma, no lo es menos en el apartado del grado de logística de la marca de Baltimore. Con una amplia red a nivel nacional, fuera de los Estados Unidos es ahora cuando está comenzando a apuntalar la que, presumiblemente y con el tiempo, será una importante línea de tiendas de distribución de sus productos en todo el mundo, aunque en la actualidad la misma no puede competir con la extensa, tupida y consolida red de tiendas que adidas o Nike tienen por todo el planeta, sobre todo, en el atractivo mercado asiático.

Éste que pudiera parecer un detalle sin importancia cobra una especial relevancia si tenemos en cuenta que el Real Madrid es, junto con el FC Barcelona y el Manchester United, uno de los clubes que más camisetas vende del mundo, debido entre otras cosas a esa extensa red de tiendas de adidas, y que gracias a ello obtiene de los alemanes casi otros 30 millones en comisiones y royalties por dichas ventas, algo que con Under Armour podría verse muy afectado. Además, desde el punto de vista de exposición de marca a nivel mundial, a pesar de que la del Real Madrid es una de las marcas más consolidadas a escala mundial, es más que evidente que ese déficit logístico que presenta la compañía estadounidense pudiera ir en detrimento, igualmente, de la estrategia de expansión de la marca Real Madrid alrededor de todo el mundo.

Como vemos la opción Under Armour, evidentemente que muy probablemente será muy atractiva a primera vista desde el punto de vista económico, lleva asociada esos otros pequeños detalles que hacen que el club blanco se tenga que plantear seriamente si dicha opción es la más adecuada y rentable para sus intereses.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD




Participa y comenta esta noticia

 
Top