adidas reconoce que el Madrid ha pedido más dinero
  • Un directivo de la compañía de las tres bandas en Alemania ha confirmado a Marketing Deportivo MD que nada más ganar la Champions League el Real Madrid solicitó de la firma una reunión para adelantar las negociaciones para renovar, si se dieran las circunstancias, la actual relación entre las partes que culmina en el año 2020




Desde que en el año 2014 se conociera por primera vez que la firma alemana había alcanzado un importante acuerdo con el Manchester United al que equiparía durante diez años a razón de 94,5 millones de euros, ha llamado poderosamente la atención el estruendoso silencio que durante todo este tiempo ha mantenido la entidad madridista al respecto, un silencio que no fue respetado, ni mucho menos, por otras entidades igualmente equipadas por adidas, como el Bayern Munich, que a los pocos meses exigió de su marca propietaria (adidas posee hasta un 10% de las acciones del club bávaro) una revisión al alza de su contrato de sponsorización técnica que acercara las cifras a lo que iba a cobrar el club británico.

El silencio por respuesta



Pero mientras a la puerta de la marca germana llegaban los requerimientos de entidades como el Bayern para equiparar su contrato a la nueva realidad del sector de la sponsorización técnica, en el club blanco el silencio siempre fue la respuesta al megacontrato alcanzado por las partes implicadas en un acuerdo que supuso saltar por los aires el hasta entonces reinante status quo del mundo de la sponsorización técnica.

Para más inri, el acuerdo con los británicos llegaba en un duro momento a nivel deportivo por el que atravesaba (y aún atraviesa) la entidad de Manchester, un bache que se inició con la retirada de los banquillos de sir Alex Ferguson, y que supuso un navegar a la deriva de la entidad que aún hoy busca encontrar el rumbo. El fiasco a nivel deportivo (fuera de Champions y muy alejado de los puestos de cabeza en la Premier) contrastaba sobremanera con la actuación del club madridista, ganador en aquel año de su Décima Copa de Europa que le convertían en el verdadero Rey de la Champions de toda Europa.

Florentino juega sus cartas


Aunque en más de un aficionado madridista la situación era inconcedible, todo respondía a una estudiada estrategia de Florentino Pérez para lograr incrementar el valor de la camiseta blanca. En el Real Madrid esperaban, sobre todo, la firma de un acuerdo para comenzar a dar valor a su camiseta a partir del mismo: el que tenían que entablar la marca norteamericana Nike con el FC Barcelona.

Y el acuerdo llegó. Hace apenas unos meses, la entidad azulgrana anunciaba la alianza alcanzada con la firma estadounidense para renovar su actual relación. Los términos: un nuevo contrato de diez años de duración con un fijo de 105 millones de euros anuales que con variables podía dispararse hasta los 155 millones de euros al año, para convertir a la camiseta blaugrana en la mejor pagada del mundo. Florentino ya tenía todos sus mimbres para su estudiado plan. Era hora de actuar.

adidas reconoce que el Madrid ha pedido más dinero


El transcurrir de la temporada pasada se alió, además, con el club madridista. Tras un comienzo titubeante que acabó con la destitución del entrenador blanco, Rafa Benítez, la llegada de la gran apuesta de Florentino al banquillo, Zinedine Zidane (recordémoslo, embajador de adidas, una circunstancia clave en las negociaciones) provocó un giro a la situación que acabó por llevar a las vitrinas del Santiago Bernabéu la Undécima Copa de Europa, un hecho clave para los planes de Florentino.

Ahora ya si tenía todo en su mano para entablar negociaciones con adidas, con Nike o con quién dispusiera. Así, a la conclusión de la temporada pasada, y con la Undécima Champions bajo el brazo, Florentino se dirigió a la firma alemana con el propósito de adelantar el momento procesal para entablar negociaciones para una renovación de su acuerdo, con unas condiciones muy definidas.

Florentino considera que si la camiseta del United, fuera de Champions, vale 94,5 millones de euros; la del Barça, en opinión de Nike, 105 millones de euros, o la del Bayern, vestido por adidas, más de 80 millones de euros, la camiseta del club que más Copas de Europa tiene en su haber debe superar en valoración, indudablemente, a todas las anteriores.

Así, en esa primera toma de contacto, representantes blancos hicieron llegar su proposición: quieren al menos 150 millones de euros al año que, con variables, podría dispararse a los 200 millones de euros. Eso al menos, como decimos, para comenzar a hablar. En el Real Madrid son conscientes de que adidas teme que la marcha de Nike del United no sea más que una estrategia de los dirigentes norteamericanos para hacerse con los dos clubes más importantes del mundo: el FC Barcelona y el Real Madrid.

La pelota está en el tejado de adidas. En la compañía temen que los sobreesfuerzos realizados para hacerse con el United, el Bayern o la Juventus acaben pasando factura a su capacidad económica de negociación en un club clave, más ahora que tiene a uno de sus embajadores principales, Zinedine Zidane, al frente de su banquillo. De su habilidad para negociar con un hombre de negocios como Florentino radicará gran parte del éxito de la operación.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top