#Rio2016 Day 9: Heineken advierte al COI
  • La gran cantidad de firmas relacionadas con los Juegos Olímpicos de Río de manera oficial ha puesto el grito en el cielo en los grandes patrocinadores oficiales de Rio y del propio COI, que han comenzado a alertar acerca de la poca diferencia que a efectos prácticos tiene el ser Top Partner a ser un patrocinador local de los Juegos, una advertencia que ha comenzado a preocupar y mucho al propio Comité Olímpico Internacional




Sin lugar a dudas uno de los grandes quebraderos de cabeza del Comité Olímpico Internacional lleva siendo, en los últimos años, el tratar de garantizar con éxito la protección de los derechos legítimos de sus patrocinadores oficiales, unos derechos que en muchas ocasiones se ven vulnerados por las estrategias de los conocidos como Non Sponsors que, apoyados en campañas donde el ambush marketing es el verdadero protagonista, restan notoriedad, mediaticidad e importancia al rol tan importante que desempeñan dentro de la organización de eventos como unos Juegos Olímpicos. Sin embargo, una de las marcas cerveceras más importantes del mundo, Heinken, del grupo Heineken International, ha puesto el dedo en la herida al advertir al COI que no sólo esos Non sponsors ponen en riesgo sus estrategias e inversiones en los Juegos Olímpicos.

#Rio2016 Day 9: Heineken advierte al COI



Con el avance de los Juegos Olímpicos de Rio y con el Comité Organizador y el Comité Olímpico Internacional ambos enfrascados en campañas de vigilancia que permitan garantizar los derechos de sus patrocinadores oficiales frente a esas otras compañías que no tienen dicho rol en la organización, la cervecera Heineken, una de las marcas cerveceras más reconocidas a nivel mundial, ha venido a advertir al COI de los riesgos que entablan para las estrategias de los grandes patrocinadores de los Juegos la presencia de otras marcas, admitidas por el COI, que ponen en riesgo las grandes inversiones de esos Top Parnerts.

Así, la compañía cervecera, la tercer mayor del mundo, ha puesto en entredicho la política del Comité Olímpico Internacional de maxificar el catálogo de patrocinadores oficiales tanto del organismo como de los Juegos Olímpicos. Según Heineken, si bien el catálogo de Top Partners puede considerarse reducido, la figura de los patrocinadores locales ha abierto una telaraña de sponsors, firmas y marcas comerciales que diluyen el efecto y la ventaja que esos grandes patrocinadores podrían tener en su relación con el COI.

Demasiados patrocinadores



"Con tantas marcas en el catálogo oficial de patrocinadores de los Juegos Olímpicos, apenas se puede apreciar la diferencia entre un sponsor global y uno local. Tiene los mismos anillos en sus estrategias comerciales y el público en general no logra apreciar la enorme diferencia, aunque sea sólo en términos económicos, que existe a la hora de adquirir un rol u otro", ha señalado Hans Erik Tujit, Jefe de Patrocinios Mundiales de Heineken.

Según Tujit, el panorama del patrocinio olímpico está superpoblado lo que dificulta que los grandes patrocinadores logren destacarse de otros muchos más pequeños. En opinión de muchos expertos, la consideración que hace Heineken no es única en el catálogo de los grandes patrocinadores del COI, al que acusan de centrarse en la lucha anti-ambush que desde los Non Sponsors pudieran poner en marcha y descuidar a otro importante peligro esta vez asumido por el propio COI.

Hasta 60 marcas pueden utilizar el logotipo oficial de los Juegos Olímpicos de Río 2016 de una manera u otra, entre ellas los Top Partners del Comité Olímpico Internacional, que desembolsaron en su momento en conjunto más de 1.000 millones de dólares por el actual ciclo olímpico de cuatro años, pero también otra inmensa amalgama de compañías que el propio COI dividió en patrocinadores oficiales locales, promotores oficiales y proveedores.

Con la vista en Tokyo 2020


El COI era consciente de que necesitaba mucho apoyo comercial para una correcta organización de los Juegos Olímpicos de Río, un apoyo que se podía traducir bien en dinero o bien en la entrega de servicios y productos para tratar de alcanzar con éxito el multimillonario presupuesto en el que quedó establecido la organización de los Juegos.

Sin embargo, la maxificación que ha llevado el COI en su estrategia con los Juegos de Río ha puesto de manifiesto una realidad: el peligro no se cierne ya sobre Rio sino sobre Tokyo, al que se le auguran incluso más de 80 patrocinadores oficiales, de una manera u otra, lo que ha comenzado a sembrar de dudas a los grandes sponsors que están comenzando a cuestionarse la oportunidad de hacer tan grandes desembolsos en relación al retorno obtenido, recordándole al COI que a veces, menos es más.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top