#Rio2016 Day 10: Bolt se hace de oro también fuera de las pistas
  • El jamaicano explota con solvencia sus triunfos deportivos sobre las pistas, triunfos que extrapola al terreno del marketing deportivo y la industria del deporte con sustanciosos acuerdos comerciales que le reportan más de 30 millones de dólares al año solo en patrocinios




"Los Juegos necesitan que yo gane el oro". Con estas palabras, dotadas para muchos de suficiencia, superioridad y hasta de soberbia, el velocista jamaicano Usain Bolt encaraba hace unos días el reto de conseguir un nuevo oro en los 100 metros lisos en los Juegos Olímpicos de Río, algo que finalmente obtuvo. Y aunque nadie pone en duda que, muy probablemente, el atleta llevara razón, también es cierto que haciendo uso de su propia frase, también "Bolt necesitaba ganar el oro en los Juegos".

#Rio2016 Day 10: Bolt se hace de oro también fuera de las pistas



Apenas han pasado unos días de su victoria y aunque el jamaicano ya se encuentra preparando su siguiente objetivo, la prueba de los 200 metros lisos, en Río no se habla de otra cosa: la enorme superioridad demostrada por Bolt en la prueba de los 100 metros lisos que le han llevado a obtener su tercera medalla de oro en dicha prueba en unos Juegos Olímpicos, convirtiéndolo en leyenda viva del olimpismo.

Y si para el deporte es clave la presencia de Bolt con este tipo de gestas, que duda cabe que para el propio deportista es aún mucho más importante la consecución de dichos objetivos. A nivel de marketing deportivo, Usain Bolt es una completa máquina de hacer dinero que le llevan a entrar en el elitista grupo de los 50 deportistas mejor pagados del mundo gracias a los 17 patrocinadores personales que tiene el jamaicano, 10 a nivel global y otros 7 en concepto de regionals partners.

Una imagen de oro



La nueva medalla de oro, junto con su correspondiente contraprestación económica, han llevado a Bolt a superar la barrera de los 32,5 millones de dólares en ingresos en el último año. Una cifra realmente importante pero en la que lo que verdaderamente llama la atención es su distribución: tan sólo 2,5 millones de dólares proceden de premios deportivos. El resto los consigue gracias a sus acuerdos comerciales.

Sus logros deportivos le han permitido hacer que la marca Bolt sea una de las de mayor potencial dentro de la industria del deporte hasta convertirlo en un auténtico filón capaz de obtener una media de 3 millones de dólares al año por acuerdo comercial firmado. Entre todas las marcas, sin embargo, Puma lleva la voz cantante en cuanto a inversión con una alianza que le reporta al atleta 10 millones de dólares gracias a un acuerdo que le vinculará hasta el año 2025 y que le llevará a vincularse a la compañía en concepto de embajador global aún una vez retirado.

Gatorade, VISA, Hublot o Virgin Media son algunas de las otras compañías que no han dudado en unir su imagen a la de un deportista capaz de convertir en oro todo lo que toca, incluida su propia imagen.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top