Nike ya tiene su oro olímpico
  • La firma estadounidense verá cumplirse en el día de hoy uno de sus grandes sueños dentro del mundo del deporte: ver a las dos selecciones de baloncesto más importantes del mundo, la estadounidense y la española, luchar por el oro olímpico en los Juegos de Rio equipadas bajo el logotipo del swoosh, un objetivo que ha sido imposible alcanzar desde que la marca de Oregon pasara a equipar a la ÑBA en sustitución de la asiática Li-Ning




Antes del inicio de los Juegos Olímpicos de Rio, la multinacional norteamericana Nike ya tenía claro cuál era uno de los grandes objetivos de la firma en esta cita olímpica: que se repitiera en la competición de baloncesto, una de las más mediáticas y comercialmente más rentable que se celebran dentro de los Juegos, la final que disputaron hace cuatro años en Londres 2012 las dos selecciones más importantes del mundo: la de los Estados Unidos y la de España. Hoy, cuatro años después, la firma estadounidense, puede ver logrado su objetivo aunque una ronda antes, en la fase de semifinales.

Un movimiento estratégico



Cuando hace apenas tres años la marca asiática Li-Ning, envuelta por entonces en un importantísimo caos económico, anunciaba la retirada de su patrocinio comercial de sus más importantes inversiones dentro del mundo del deporte en general, no sólo en el mundo del fútbol, decisión que afectaba de lleno a la Federación Española de Baloncesto, la firma estadounidense Nike lo tenía bastante claro: su primer objetivo dentro del mundo de la canasta había pasado a ser vestir, a partir de entonces, a la ÑBA.

La marca norteamericana dominaba con absoluto control el baloncesto norteamericano, con una aplastante superioridad en la NBA que le llevaba a ejercer un arrollador control sobre el baloncesto USA. Sin embargo, en el continente europeo la situación era muy diferente. A nivel de clubes, adidas ejercía una importante oposición mientras que el entramado de marcas existentes a nivel de selecciones hacían que la repercusión y dominio de Nike en el baloncesto del Viejo Continente realmente se resintiera.

Por tal motivo, cuando vio la posibilidad de poder entrar en la mejor selección de baloncesto del mundo por detrás tan sólo del Dream Team, la ÑBA, en los despachos de la marca estadounidense no se lo pensaron dos veces. Pusieron encima de la mesa de la Federación Española de Baloncesto una oferta imposible de rechazar que le llevó a tener el control absoluto a ambos lados del Atlántico dentro del baloncesto de selecciones: a un lado con el Dream Team estadounidense y al otro lado con la Selección Española de Baloncesto.

Nike ya tiene su oro olímpico



Sin embargo, desde aquel instante, la Selección Española de Baloncesto y la Selección Estadounidense jamás han sido capaces de dirimir fuerzas bajo la marca del swoosh. Todo estaba absolutamente dispuesto para que ello hubiera sido posible en el Mundial celebrado en España hace tan sólo dos años y que venía a ser una reválida para la ÑBA de la final que tan sólo dos años antes habían perdido ante el Dream Team en Londres.

Pero una decepcionante actuación de la anfitriona España impidió que Nike viviera su gran sueño: ver a las dos mayores selecciones del mundo del baloncesto equipadas con su logotipo enfrentarse en una gran final. Los títulos siguieron cayendo a uno y otro lado del Atlántico para ambas selecciones pero nunca en un enfrentamiento directo. Hasta estos Juegos Olímpicos. Aunque todo estaba igualmente dispuesto para que Nike viviera su gran final con un enfrentamiento USA .- España, un titubeante comienzo de la Selección Española en los Juegos que le llevó a perder los dos primeros encuentros ha propiciado que la cita olímpica haya tenido que adelantarse una fase, a la ronda de semifinales, en la que todo el mundo considera como una final anticipada a disputar entre los dos combinados de Nike.

En Nike da igual. Saben que a pesar de estar en la ronda de semifinales, ya han conquistado el oro de las marcas dentro del baloncesto. El choque entre ambas selecciones nacionales acaparará el interés y la atención mediática de todo el mundo y sobre la pista estarán las dos mejores selecciones del mundo en una cita tan importante como unos Juegos Olímpicos y equipadas con el logo del swoosh en su camiseta. Objetivo cumplido: Nike ya tiene su oro olímpico. Aunque aún sean semifinales.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top