Neymar y Marta meten en un aprieto a Nike en los Juegos
  • La excelente actuación de la elegida en cinco ocasiones como Mejor Jugadora del Mundo y la decepcionante actuación de la canarinha masculina con Neymar al frente han volcado las críticas de los aficionados sobre Nike, que no ha puesto a la venta la camiseta con el número 10 a la espalda y el nombre de Marta impreso en ella




La estrategia estaba clara desde ya hace varios meses: el internacional brasileño Neymar Jr, que participa en los Juegos Olímpicos de Río con su selección de fútbol, sería la punta de lanza de la multinacional norteamericana durante estos Juegos, unos Juegos que además iban a suponer el espaldarazo definitivo de la compañía a su gran apuesta a nivel estratégico para los próximos años: convertir al jugador ya mismo en su nuevo embajador a nivel global, tomando el relevo de Cristiano Ronaldo, tal y como adelantamos en exclusiva hace algo menos de un año en Marketing Deportivo MD. Pero las circunstancias parecen querer llevarle la contraria a la firma norteamericana y una pobrísima actuación de la Selección Brasileña han puesto el foco de todas las críticas en el que debía ser su gran apuesta, lo que ha metido en un serio aprieto a la multinacional norteamericana Nike.

Brasil decepciona



En un país que respira fútbol por los cuatro costados, no es complicado comprender que este deporte iba a ser una de las grandes atracciones para los aficionados locales y uno en los que más esperanzas iban a depositar los mismos para hacerse con una medalla de oro que viniera a olvidar y a poner algunos paños calientes a la decepcionante actuación de la canarinha en los últimos grandes eventos en los que ha participado, Mundial de Fútbol en 2014 celebrado en su propia casa incluido.

Pero han bastado tan sólo dos encuentros para que la realidad se haya colado, de sopetón, y con toda su crueldad, en las casas de los aficionados brasileños. Lejos de ser una de las sensaciones del torneo, dos empates consecutivos, ante selecciones como Sudáfrica o Irak, han puesto a la versión olímpica de la canarinha en el punto de mira de los aficionados, que han centrado sus iras en un nombre propio: Neymar Jr, que a pesar de ser uno de los más destacados entre el pobre nivel mostrado por todos los jugadores de Brasil (incluido él mismo) es uno de los objetivos de las críticas de los fans, lo que está provocando una seria crisis de reputación en la multinacional norteamericana Nike.

Neymar y Marta meten en un aprieto a Nike



En el extremo opuesto, la Selección Femenina brasileña, que cuenta sus partidos por goleada y que tiene en otro número 10, la cinco veces elegida como mejor jugadora del mundo, Marta, a uno de sus puntales y a una de las grandes estrellas para los aficionados, capitaneando la tabla de goleadores de los Juegos y siendo una jugadora clave para su selección, papel que en teoría tenía que tener reservado Neymar en la selección masculina.

Tanto es así, que la afición brasileña ha tomado represalias y en el último encuentro ante Irak, cada vez que Neymar tocaba la pelota, gritaban a pleno pulmón el nombre de Marta, trasladando la idea de que en lugar del internacional azulgrana era la actual jugadora del FC Rosengard sueco la que debía estar ocupando ese lugar.

Y esas críticas se han extendido a Nike. A día de hoy es prácticamente imposible encontrar una camiseta con el número 10 a la espalda con el nombre de Marta en Brasil. No por el hecho de que los aficionados las hayan agotado de las tiendas sino más bien por la circunstancia de que la firma norteamericana no las ha puesto en el mercado, lo que ha generado una corriente muy negativa en pos de la marca estadounidense en las redes sociales, a la que han llegado a tachar incluso de machista al olvidarse de una jugadora que ha sido 5 veces nombrada Mejor Jugadora del Mundo.

A Nike la situación le ha cogido completamente desprevenida y la mejor explicación que ha logrado dar es que el asunto de no disponer de camisetas con el nombre de Marta no es un problema suyo sino de los proveedores y las tiendas minoristas, que son los encargados de imprimir el nombre y el número en las camisetas, una justificación tan débil que no ha hecho más que arreciar las críticas contra la firma norteamericana.

El plan de Nike con Neymar hace aguas. La pobre actuación de la canarinha, también en los Juegos, hace que en la firma de Oregon estén cada vez más convencidos que sus planes con Neymar para tomar el relevo de Cristiano Ronaldo cuanto antes tengan que ser aplazados sine die.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top