McDonalds lanzará una línea de ropa deportiva
  • La marca trata de ocultar las críticas a su estrategia comercial que cada gran evento deportivo recibe y que le acusan de utilizar el deporte como medio para difundir y propagar hábitos alimenticios poco saludables




Aunque es un hecho duramente criticado durante todo el año, la realidad es que cada cierto tiempo, coincidente con la disputa de algún gran evento deportivo del calado de un Mundial de Fútbol o de unos Juegos Olímpicos, eventos ambos patrocinados por la multinacional norteamericana, las críticas arrecian contra una de las cadenas de restaurantes de comida rápida más importantes del mundo: la norteamericana McDonald's, a la que achacan el utilizar el deporte como medio de expansión de unos hábitos alimenticios realmente poco saludables.

El veto en Londres 2012



Hace ahora cuatro años, y coincidiendo con el inicio de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la Academia de Reales Colegios Médicos de Reino Unido, que agrupa a más de 200.000 galenos británicos, entre ellos el Colegio de Pediatría y Salud Infantil, lanzaba una campaña que tenía por objetivo vetar la promoción de los productos de gigantes como McDonalds o Coca Cola durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012, amparándose en que son uno de los responsables de los altos índices de obesidad de los ciudadanos del Reino Unido.

Los facultativos británicos iban mucho más allá y pretendían prohibir la vinculación de compañías de comida rápida o dietas poco saludables con eventos deportivos allá donde los mismos se desarrollaran. Además, pretendían 'impedir' que figuras del deporte promocionaran este tipo de comida.

McDonalds lanzará una línea de ropa deportiva



La situación preocupaba y mucho a los responsables de compañías de este tipo de alimentación además de a los propios organizadores de los Juegos, conscientes del enorme poder que este 'lobby' médico tenía sobre la clase política británica. Hasta tal punto estaban presionando que pretendían que se legislara este tipo de publicidad imponiendo severas penas a aquellos organismos e instituciones que violen la promoción de estas 'campañas irresponsables y tan perjudiciales para la salud'. De hecho, querían equiparar los límites a los de los anuncios de tabaco e incluir un impuesto sobre la grasa como ya ocurre en algunos países escandinavos con el fin de evitar el gasto sanitario público en cuestiones de obesidad. Esa preocupación se hacía extensible a los organismos deportivos internacionales, que tienen a estas compañías como principales sponsors dispuestas a desembolsar enormes sumas de dinero para promocionar sus productos asociándose con el deporte.

Conscientes de este problema, desde los departamentos de marketing de dichas compañías se ha tratado por todos los medios en los últimos años de poner en marcha iniciativas que camuflen los riesgos de una dieta basada en este tipo de productos. Y la última en poner la venda antes de la herida ha sido precisamente la norteamericana McDonald's, que ha anunciado que pondrá en el mercado con motivo de los Juegos Olímpicos de Río una línea de ropa deportiva propia denominada Legendswear con diseños inspirados en los Juegos Olímpicos y que forma parte de su estrategia de marketing para #Rio2016 al estar vinculada con su campaña global "We're for Legends".

Para ponerla en el mercado, la marca se ha asociado con la firma de ropa deportiva australiana We Are Handsome y aunque en principio será Australia la primera base de pruebas, es más que probable que la misma forme parte de su estrategia global y en breve la veamos en marcha en todo el mundo.




La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top