Ibrahimovic, el James Rodríguez del Manchester United
  • Medios ingleses e italianos afirman que el jugador sueco, con 800.000 camisetas vendidas en tan sólo siete días en la entidad británica, cifra que hasta en adidas consideran desorbitada como sucediera con el colombiano James Rodríguez en su fichaje por el Real Madrid, colaboraría de manera indirecta a través de lo obtenido con esas supuestas ventas al fichaje del internacional francés Paul Pogba




Julio del año 2014. Nada más concluir el Mundial de Brasil 2014, se hace oficial la llegada de una de las estrellas de aquél torneo, el internacional colombiano James Rodríguez, a uno de los clubes más importantes y mediáticos del mundo, el Real Madrid. Su llegada generó tal expectación que rápidamente comenzó a filtrarse a la prensa un bulo que hablaba del número de camisetas vendidas por el jugador cafetero en apenas 72 horas: 415.000 camisetas. El dato, aportado por una supuesta consultora "especializada en marketing deportivo", ponía de relieve que el jugador colombiano, en apenas tres días, había conseguido vender una tercera parte de las camisetas que el portugués Cristiano Ronaldo, jugador que fue el que más camisetas vendió en aquel año, lograba vender en todo un año. La mentira fue creciendo de tal manera que tan sólo unos días después la propia adidas tuvo que salir a escena para desmentir este dato y afirmar que, aunque el ritmo de ventas era muy bueno, estaba muy alejado de la noticia que estaba reportando la prensa.

Hoy, casi dos años después, un hecho similar se está viviendo en el Reino Unido con la llegada de Zlatan Ibrahimovic al Manchester United, con unas cifras de ventas filtradas tan increíbles como las que, "supuestamente", logró vender James Rodríguez con su llegada al Real Madrid.

Ibrahimovic, el James Rodríguez del Manchester United



Ha sido, sin lugar a dudas, uno de los movimientos del verano. La finalización de la Eurocopa celebrada en Francia trajo, como primera novedad importante dentro del mercado de fichajes, el traspaso del jugador sueco del PSG, Zlatan Ibrahimovic, al Manchester United, en el que podemos considerar, hasta la fecha, como el movimiento más importante dentro del mercado de fichajes a la espera de lo que finalmente suceda con Paul Pogba.

Sin embargo, aunque pueda parecer increíble, la llegada de Ibrahimovic al United puede facilitar, y mucho, el desembarco del francés Paul Pogba en el club británico. O al menos, así lo piensan varios medios ingleses e italianos, que durante todo este fin de semana se han hecho eco mutuamente de una supuesta primicia adelantada por The Sun y según la cual, el fichaje de Paul Pogba estaría casi íntegramente financiado por el número de camisetas vendidas por Zlatan Ibrahimovic tras su llegada al United, un número de camisetas que ascendería a 800.000 unidades en apenas 7 días como nuevo "diablo rojo".

Unas cuentas poco claras



Sin llegar a aportar datos fidedignos sobre la procedencia de dichas cifras (adidas como es habitual en estos caso y como ya ocurriera en el caso del "bulo" de las camisetas de James Rodríguez no lo confirma), estos medios han logrado hacer unas cuentas que se desmotan por sí sólas.

Así, según The Sun, si cada camiseta del United se vende al precio de unas 90 libras (unos 110 euros), si el número de camisetas que en tan sólo una semana ha logrado vender Ibrahimovic como nuevo jugador del Manchester United alcanzara definitivamente esas 800.000 unidades, el importe que se habría logrado recaudar con dicha venta alcanzaría los 72 millones de libras, o lo que es lo mismo, 85 millones de euros, que irían destinados íntegramente a sufragar los casi 120 millones de euros que han acordado Juventus de Turín y Manchester United por el traspaso del francés.

La realidad



Sin embargo, la realidad es bien diferente. Y con un sencillo análisis se logra desmontar una noticia que, al igual que en el caso del fichaje de James Rodríguez por el Real Madrid, no interesa desmentir ni al propio club, puesto que le genera una expectativa en torno al jugador más que interesante desde el punto de vista del marketing deportivo. Pero, desgraciadamente para la entidad británica, las cosas no son así.

Partamos del hecho de que la cifra de ventas aportada de la elástica de Zlatan Ibrahimovic, 800.000 camisetas vendidas en apenas 7 días, son ciertas (habría muchísimo que hablar sobre este tema). El hecho de que el club y adidas hubieran logrado vender ese número de camisetas en tan sólo 7 días no quiere decir que los 85 millones de euros que se obtendrían con dicha venta vayan a parar a las arcas del United. Un simple análisis del contrato que en su día firmaron el club y la marca alemana así lo demostraría.

Dicho acuerdo, que figura entre la documentación presentada por el club a la Securities and Exchange Commission, organismo que regula las entidades que cotizan en el Mercado de Valores de Nueva York (el United cotiza en la Bolsa neoyorquina desde hace ya algunos años) recoge con claridad cuál es la situación real en este sentido. Y la misma es bastante concisa al respecto: en cada uno de los años que esté vigente dicho acuerdo entre adidas y el club, la entidad británica recibirá en concepto de contraprestación por parte de la firma alemana alrededor de 94,5 millones de euros, cantidad sujeta a una serie de variables como su participación en la Champions League de cada temporada o que el club no descienda a la Segunda División inglesa.

Pero en esa cifra, ya vendría recogido lo que el club lograría ingresar en concepto de royalties por venta de merchandising, un merchandising entre el que se encuentra, como producto estrella, las camisetas. Es más, según se especifica, el club tan sólo recibiría una parte adicional en esas ventas si éstas superan un determinado volumen, extraordinariamente alto, y en todo caso nunca superaría un porcentaje que oscila entre el 15% y el 20% de esa cantidad total.

Por lo tanto, de esos supuestos 85 millones de euros que esa increíble cifra de ventas de la camiseta de Zlatan Ibrahimovic, 800.000 unidades, ha conseguido realizar el United en los primeros 7 días del jugador sueco en el club, ¿cuánto iría a las arcas de la entidad británica? En el mejor de los casos (partiendo, volvemos a decir, de que todas las cifras aportadas sean ciertas, cosa muy poco probable), una cifra que oscilaría entre los 12,75 y los 17 millones de euros, cantidad que como vemos, no financiará como esos medios ingleses e italianos tratan de hacer creer el fichaje de Pogba por el club británico.

Pogba llegará al Manchester United, si finalmente se confirma la operación en esas cantidades, por la enorme fortaleza económica que tiene el club, uno de los más valiosos del mundo y capaz de generar una riqueza sin igual año tras año. Pero nunca gracias al fichaje de Zlatan Ibrahimovic, que se ha convertido, en este caso, en el nuevo James Rodríguez del club de Manchester.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top