Descalificadas por usar... adidas
  • Caroline García, una de las principales embajadoras Nike en el mundo del tenis, tuvo que jugar el partido de dobles junto a Kristina Maldenovic, con una camiseta adidas puesta del revés para tratar de ocultar el logotipo alemán, lo que pudo influir y mucho en el juego desplegado por la tenista francesa y la posterior eliminación de la pareja gala




Probablemente nunca antes una marca haya tenido una publicidad tan negativa en un evento tan sumamente importante como unos Juegos Olímpicos como en el primer día de competición de los mismos, donde una de las parejas aspirantes a medalla en la competición de tenis femenino, la francesa, conformada por Kristina Maldenovic y Caroline García, quedaron apeadas de la competición a las primeras de cambio por un despiste que traspasa el apartado meramente deportivo.

Eliminadas



Puede parecer, hasta cierto punto, increíble que en un deporte tan sumamente profesionalizado como el actual y en una cita como unos Juegos Olímpicos puedan llegar a darse estos casos. Sin embargo, la realidad nuevamente supera a la ficción y hace tan sólo unos días hemos podido asistir a uno de esos hechos que ceden el protagonismo, una vez más, a todo lo que rodea al mundo del deporte.

Kristina Maldenovic y Caroline García son una de las parejas de dobles del tenis femeninos más consolidadas y respetadas del circuito hasta el punto de que asistían a los Juegos de Río con la vitola de grandes aspirantes a medalla para Francia, país al que representan. Sin embargo, lo que no podían conocer es que un despiste en la indumentaria y un juez excesivamente meticuloso con las normas podrían haber colaborado decisivamente a su eliminación a las primeras de cambio.

Descalificadas por usar... adidas



El pasado sábado las jugadoras francesas saltaron a la pista para disputar su primer partido en los Juegos Olímpicos que les enfrentaría a la pareja japonesa. Maldenovic lo hizo ataviada completamente de blanco mientras que García hizo lo propio pero con falda blanca y camiseta azul.

Este hecho no pasó inadvertido a uno de los jueces del partido que, haciendo una interpretación meticulosa del reglamento, advirtió a las jugadoras francesas que el mismo exigía si bien no una identificación y paralelismo total en los uniformes de ambos componentes del dobles, sí un cierto grado de homogeneidad en sus colores, cosa que García rompía con su camiseta azul.

Ante la sorpresa de las dos jugadoras galas, éstas se dispusieron a resolver el problema pero García no disponía de ninguna camiseta de color blanco por lo que la solución a adoptar fue que Maldenovic le prestara una suya. Y aquí es donde entra ya la importancia del apartado del marketing deportivo sobre el mundo del deporte que, quién sabe, si no habrá sido clave para la eliminación de la pareja gala.

Maldenovic es una de las principales embajadoras francesas de la multinacional alemana adidas. Así, le prestó una de sus camisetas blancas, de la marca adidas, a García. Sin embargo, García es, igualmente, una de las principales representantes de la firma Nike en Francia, por lo que no podía lucir una camiseta con el logotipo de adidas. Consultado este hecho, la solución fue que García jugara con la camiseta adidas prestada de Maldenovic pero vuelta del revés para ocultar el logotipo de la marca alemana.

Ello provocó que la jugadora no se sintiera para nada cómoda durante todo el encuentro, lo que trajo como consecuencia que no pudiera desplegar su mejor juego y quedaran apeadas de la competición a manos de la pareja japonesa, una eliminación, quién sabe, si pudiera haberse evitado con una camiseta Nike.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport



Participa y comenta esta noticia

 
Top