Brasil despide a la agencia de seguridad de Rio 2016
  • Al igual que sucediera hace cuatro años en Londres 2012, apenas unos días antes del inicio de los Juegos las autoridades brasileñas se han visto obligadas a romper el contrato con la empresa encargada de garantizar los Juegos ante la imposibilidad reconocida de ésta de poder llevar a cabo de una manera adecuada su misión




A apenas unos días del inicio de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el Gobierno de Brasil decidió hace tan sólo unos días terminar el acuerdo que le unía a la compañía privada que tenía contratada para velar por la seguridad en las sedes olímpicas ante la imposibilidad de garantizar, por parte de la misma, la puesta a disposición de los Juegos del personal necesario para proceder a realizar esta labor.

Brasil despide a la agencia de seguridad de Rio 2016



Las autoridades gubernativas brasileñas decidieron el pasado viernes poner punto y final a la relación que le unía con la compañía de seguridad privada Artel, a la que el gobierno brasileño le encomendó la tarea de velar por los recintos y las personas presentes en los Juegos Olímpicos de Río.

Así, en el momento de la firma del acuerdo, la compañía se comprometió con el Gobierno del país a aportar alrededor de 3.500 empleados de seguridad que llevarían a cabo las labores de control, vigilancia y seguridad necesarias para la organización de este tipo de eventos. Sin embargo, hace tan sólo una semana la compañía confirmo a esas mismas autoridades que tan sólo había logrado reclutar a 500 personas para dicha labor, por lo que quedó roto de inmediato el pacto de seguridad para los Juegos de Río.

Policía Federal y Estatal



El Gobierno ya ha afirmado que la decisión de romper con la compañía es unilateral e innegociable, asegurando que la misma será denunciada por los daños y perjuicios que este hecho hayan podido generar no sólo en la organización del torneo sino al propio estado de Brasil.

Asimismo, ya ha manifestado que esa labor la ejercerán a partir de estos momentos miembros de la Policía Federal y de la Policía Estatal, que serán desplazados en número importante a las sedes olímpicas para garantizar que todo transcurra con normalidad.

No es la primera vez que sucede. Ya en los Juegos Olímpicos de Londres de hace cuatro años el Gobierno británico se vio obligado a rescindir su contrato de seguridad de los Juegos con la empresa G4S después de que ésta asegurara no estar en condiciones para garantizar la seguridad de dichos Juegos, encomienda para la que fue contratada. En aquel caso, la labor a realizar por G4S fue sustituida por miembros del ejército británico.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top