adidas abrirá su primera fábrica de robots en los Estados Unidos
  • La planta será la segunda completamente robotizada con la que contará la marca germana, que el pasado mes de mayo ya abrió su primera factoría con robots en Alemania




Hace tan sólo unos meses fue Alemania. Pero el objetivo de la multinacional alemana adidas era, con dicho proyecto, abrir una nueva línea en su estrategia por reconquistar el mercado que acerca el futuro a la realidad actual. Y dentro de este proyecto, la firma de las tres bandas ya ha comunicado su ambicioso plan de expansión de su marca a través de fábricas íntegramente gestionadas por robots.

El futuro ya está aquí



A finales del pasado mes de mayo, la multinacional alemana adidas inauguraba de manera oficial su planta de producción de calzado (y no es descartable también que de camisetas) en el que la nota predominante serán sus "empleados": robots y máquinas que se encargarán de realizar prácticamente el 90% del proceso de producción con el objetivo de abaratar costes.

Así, la marca presentaba su primera Speedfactory, una instalación de más de 4.600 metros cuadrados destinada a automatizar la producción de calzado, una producción realizada hasta la fecha de manera manual en las factorías asiáticas. La nueva planta de producción estaba ubicada en la ciudad alemana de Ansbach, al sur de Alemania, y suponía la vuelta de adidas a territorio nacional, un territorio que abandonó hace ahora dos décadas en favor de Asia.

La fábrica entregará una primera muestra de 500 pares de zapatillas que estarán en el mercado a finales del año 2016, para en 2017 debutar con la producción ya a gran escala. Desde la propia firma incluso no descartaban que en la misma fábrica se pueda llegar a producir la camiseta de la Selección Alemana de Fútbol.

adidas abrirá su primera fábrica de robots en los Estados Unidos



Con la nueva factoría funcionando a pleno rendimiento en Alemania, el siguiente objetivo de la conocida firma de las tres bandas es abrir, en el año 2017, otra fábrica similar completamente robotizada en Atlanta, Estados Unidos, que permitirá a la marca producir de manera  mucho más rápida y depender menos de la industria asiática.

La nueva instalación tendrá una superficie de casi 7.000 metros cuadrados y vendrá a unirse a la que ya tiene operativa, como decimos, en Alemania. La norteamericana se espera que esté a pleno rendimiento en la segunda mitad del próximo año. Su objetivo es llegar a fabricar más de 50.000 pares de zapatillas sólo en 2017 y medio millón al año en el corto plazo.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top