Portugal-Gales: mucho más que fútbol
  • Nike y adidas disputan esta noche, con la primera de las semifinales de la Eurocopa de Francia entre Portugal y Gales, uno de los encuentros más trascendentales de los últimos años para el futuro a corto y medio plazo de ambas compañías, un futuro que dependerá en todo caso y en gran medida de lo que puedan hacer en el encuentro sus dos máximas estrellas: Cristiano Ronaldo y Gareth Bale




Esta noche, en apenas unas horas, Portugal y Gales abrirán la penúltima ronda de una de las Eurocopas de Naciones más competidas de los últimos años, con la disputa de la primera de las semifinales que dirimirán quién es uno de los dos finalistas de la gran final del próximo fin de semana. Pero, con todo el indiscutible atractivo que a nivel deportivo deparará el encuentro, las consecuencias e implicaciones que del mismo se derivarán dentro del apartado del marketing deportivo son, con creces, mucho mayores de las estrictamente deportivas.

Portugal-Gales: mucho más que fútbol



La disputa de esta noche del Portugal - Gales conlleva una serie de connotaciones a nivel de marketing deportivo que vuelven a sacar a la luz, desde diversas perspectivas, la eterna batalla que libran dos de las compañías de ropa deportiva más importantes del mundo: Nike y adidas.

Y mucho más lejos de la mera interpretación que del mismo pueda hacerse del enfrentamiento directo entre ambas (Nike patrocina a Portugal mientras que adidas hace lo propio con Gales) y de conocer quién de las dos compañías se asegurará un representante en la gran final, el encuentro presenta otras derivadas quizás no tan a la vista pero que auguran un choque más que interesante desde el punto de vista del marketing deportivo.

Un Nike - adidas a la máxima expresión



Además de ese análisis fácilmente observable a primera vista, existen como decimos otros ingredientes que hacen de este choque uno de los más atractivos de estudiar desde un punto de vista del marketing deportivo.

Sobre el terreno de juego aparecerán en liza los intereses de ambas compañías y no sólo por dirimir quién estará presente en la gran final sino por la presencia en el mismo de dos de sus máximas figuras: una, Cristiano Ronaldo, por parte de Nike, y la otra, Gareth Bale, por parte de adidas.

La relación entre Cristiano Ronaldo y Nike se halla en uno de los momentos claves de su carrera. Con la amenaza de la llegada de Neymar como sustituto del portugués a nivel de embajador global de la compañía a partir de los próximos Juegos Olímpicos de Río, en Nike pretenden comprobar si la presente Eurocopa es la confirmación de un Cristiano Ronaldo muy vivo aún a nivel comercial o si, con su eliminación, deberían ir acelerando el traspaso de poderes con Neymar aprovechando la presencia del brasileño en los Juegos Olímpicos.

La existente entre adidas y Gareth Bale no envidia nada en importancia con respecto a la de Nike y Cristiano Ronaldo. adidas busca desesperadamente un sustituto idóneo a Leo Messi por si el argentino decide definitivamente decir adiós a su selección. A dos años vista del Mundial de Rusia, un Mundial al que Messi llegará entrando en la recta final de su carrera, la decisión del argentino de no ir más con su selección, aunque finalmente no se produjera, no ha hecho más que acelerar la investigación en adidas para tratar de encontrar en su catálogo al sustituto ideal de Messi. Y entre todos los nombres, el que más fuerza adquiere es el de Gareth Bale.

Mucho en juego



Desde su llegada al Real Madrid, la marca vio en Bale al contrapunto ideal de Nike con Cristiano en el conjunto blanco y desde entonces trabaja para hacerlo referencia en el club. A nivel de selecciones la firma trata de hacer algo parecido. Y del éxito o fracaso de esta iniciativa depende en gran medida el resultado del encuentro de hoy.

Un triunfo de Portugal extendería el dominio de la firma con Cristiano Ronaldo, esta vez también a nivel de selecciones nacionales, y podría suponer el demorar en el tiempo, al menos hasta la próxima elección del nuevo Balón de Oro de 2016, del proceso de cambio interno dentro de la compañía entre Cristiano y Neymar.

Una victoria de Gales por el contrario confirmaría la decisión de adidas de apostar por Gareth Bale como máximo embajador global de la marca. Sin embargo, esa apuesta tiene un handicap bastante serio: las posibilidades de Gales de estar en la próxima cita mundialista. Una no clasificación para la Copa del Mundo de Rusia dejaría a adidas en una situación complicada en lo que a representantes personales se refiere. Y daría a su gran rival Nike una posición de fuerza en un torneo al que llegará con un Neymar convertido ya en máximo representante de la firma y buscando rival en la marca alemana.

El encuentro de esta noche decidirá, en el plano deportivo, quién será la primera selección que ocupe uno de los dos puestos de privilegio de la Gran Final de la Eurocopa de Francia. Sin embargo, a nivel extradeportivo, las connotaciones que se pueden derivar del mismo marcarán el futuro inmediato de las dos principales compañías de ropa deportiva del mundo: Nike y adidas.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top