Nike busca la polémica con la nueva de Boca
  • La marca norteamericana vuelve a convertir la polémica en su seña de identidad en su relación con Boca Juniors para convertir a las nuevas camisetas diseñadas por la firma para la próxima temporada en verdaderos éxitos de ventas tal y como ha ocurrido en los últimos años




Podría decirse que es una de las señas de identidad de la firma norteamericana en el devenir de su relación con uno de los blues más importantes de toda América: Boca Juniors. Tal es así que lo realmente novedoso sería el lanzamiento de una nueva equipación de la firma norteamericana para el conjunto argentino que no estuviera envuelta en la polémica. Y, como no podía ser de otro modo, la filtración en redes sociales de la que será nueva elástica para la próxima temporada en el club xeineze no ha dejado indiferente a nadie como viene siendo tradicional.

Una seña de identidad



Desde que Nike comenzara su relación con Boca Juniors, allá por el año 1996, un patrón fundamental se ha podido observar en el comportamiento de la compañía a la hora de lanzar los nuevos diseños concebidos dentro de la marca para el club argentino: la polémica.

Así, raro es que cada temporada, las camisetas que diseña Nike para Boca no lleven envueltas cierto grado de polémica como seña de identidad con un objetivo claro: seguir una táctica que le ha permitido, a pesar de las críticas y de esa polémica, romper el mercado y conseguir que, finalmente, la camiseta de turno que protagonizaba la misma acabara convirtiéndose en un verdadero éxito de ventas.

Nike busca la polémica con la nueva de Boca



En los últimos días se ha filtrado a través de las redes sociales en Argentina la que será la nueva elástica concebida por Nike para la próxima temporada de la escuadra xeineze, una camiseta que, como viene siendo habitual, sigue el mismo patrón dentro de la estrategia global de la compañía para la zona y con el club argentino: generar polémica.

En esta ocasión, la misma reside no ya tanto en los colores utilizados para la misma sino en el propio diseño en sí. Así, la marca ha considerado que la publicidad comercial presente en la camiseta esté en esta ocasión fuera de la clásica banda horizontal amarilla que atraviesa la elástica, una polémica que se traslada también a la segunda equipación que consta de dos franjas horizontales y coloca la publicidad en la amarilla.

La respuesta de los aficionados no se ha hecho esperar: entre los que critican la nueva osadía de Nike y los que alaban su arriesgada estrategia, se ha conformado un importante grupo de debate crítico en torno a la camiseta que ya está reportando importantes beneficios a la compañía norteamericana, incluso antes de su presentación oficial que, en definitiva, es lo que busca cualquier compañía patrocinadora oficial de un club.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top