Messi condena a adidas
  • La condena a 21 meses de cárcel interpuesta por la Audiencia de Barcelona al internacional argentino Leo Messi deja en una posición muy delicada a la marca alemana adidas que se debate en conocer cuál es la mejor opción a seguir en el momento actual respecto a su relación con el internacional argentino




Ya es oficial aunque las partes afectadas aún pueden recurrir la sentencia. La Audiencia de Barcelona ha condenado a una pena de 21 meses de prisión, aunque lo más probable es que el juez encargado de llevar el caso decida el no ingreso de ninguno de los acusados al no contar éstos con antecedentes penales, al internacional argentino del FC Barcelona, Leo Messi, y a su padre, acusados de delito de fraude fiscal por considerar quedar demostrado fehacientemente y de manera clara la implicación de los mismos en un delito de evasión de impuestos contra la Hacienda Española del que eran partícipes y conocedores los dos acusados.

Una sentencia demoledora



A pesar de que el jugador siempre defendió que la gestión económica de su fortuna la llevaba su padre y a pesar de que devolvió la cantidad defraudada antes del juicio y pagó una severa multa, la Audiencia ha considerado que los hechos acontecidos, en un entorno de crisis económica como en el que estamos, son de tal magnitud, que la condena a prisión se hacía poco menos que previsible.

Ambos acusados, padre e hijo, fueran juzgados el pasado mes de junio acusados de defraudar hasta 4,1 millones de euros en los ejercicios 2007, 2008 y 2009, al no haber pagado en España los impuestos por los ingresos percibidos por los derechos de imagen del internacional argentino. Y a pesar de que la Fiscalía pidió exculpar al jugador considerando que era su padre el que se encargaba d estas cuetiones, un juez de Gavá (Barcelona) decidió finalmente abrir juicio contra el futbolista por no ver demasiado claro esa presunta "inocencia" del argentino en el proceder de su progenitor.

La Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria, pidió entonces hasta 21 meses de cárcel para el jugador y su padre, siete meses por cada uno de los tres delitos cometidos, al considerar al futbolista coautor de los hechos. El abogado del Estado fue incluso mucho más allá al considerar a Messi como el equivalente al capo en una estructura criminal: "En ella, encima de todo está el jefe, el mandamás, que no se entera de los avatares. Leo Messi no se ocupaba de reunirse con los abogados sino de jugar al fútbol y rendir en los partidos (...) A Leo Messi solo le interesaba el resultado final y eso era la no tributación de los derechos de imagen", señaló.

Messi condena a adidas



La sentencia ha caído como un verdadero jarro de agua fría en el entorno del jugador y en el propio jugador como era de esperar. Pero, además, ha supuesto un importantísimo golpe para la multinacional alemana adidas, que en apenas quince días ha visto como su máximo embajador a nivel mundial dentro del mundo del fútbol, Leo Messi, asestaba dos importantes golpes que venía a poner en vilo a la imagen de marca de la misma.

A la decisión de renunciar a la Selección Argentina de Fútbol, que ha inmerso a adidas en la búsqueda de un candidato ideal a sustituir al argentino lo suficientemente mediático e icónico entre el aficionado al fútbol como para convertirlo en bandera de la compañía para el próximo Mundial de Rusia, se le une ahora el importante mazazo que en términos de imagen supone la condena en firme del internacional argentino a 21 meses de prisión, a la espera de un posible recurso por parte de los abogados del argentino y a la espera de la decisión final del juez de si debe o no ingresar definitivamente en prisión ante la ausencia de antecedentes penales del jugador.

En la compañía se debaten ahora en cuál debe ser el proceder a seguir ante esta situación. Con una condena en firme, el daño que podría hacer este hecho a la reputación de la compañía es cuestión de debate a estas horas en el seno de la marca. Para muchos, la decisión del argentino de renunciar a la Selección ha venido de perlas para tomarlo como excusa y proceder a un sutil cambio de papeles dentro de la compañía, un cambio que vaya relegando a Messi a un segundo plano en favor de un nuevo embajador. El problema de esta opción es la falta de candidatos idóneos en el catálogo de la compañía que puedan suplir con garantías al internacional argentino.

La cuestión no es baladí. No en vano, las irregularidades investigadas entre los años 2007 y 2009 respecto a ese delito fiscal abarcan el acuerdo firmado en ese periodo por el argentino con la multinacional alemana adidas, entre otras compañías, cuyos ingresos en concepto de derechos de imagen se realizaba a través de un entramado de sociedades interpuestas en Reino Unido, Belice, Uruguay o Suiza. Ello preocupa y mucho a la compañía, la posible relación que de esta investigación se pudiera extrapolar y cómo podría afectar ello a la imagen de marca de la firma.

Con su condena a 21 meses de prisión, Messi condena a adidas realmente, una adidas que se debate ahora en cuál es la mejor opción de cara a su relación con el argentino: ¿condenar los hechos y romper su relación, ahora que ya hay una primera sentencia, o mirar hacia otro lado aún con las posibles consecuencias que ello pudiera traer para la compañía?.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top