Los gallos de Cruyff apuntan al Barça
  • Las manifestaciones de Neymar reconociendo que el próximo Balón de Oro debía ser para el internacional luso han causado una enorme polémica en el FC Barcelona, que teme porque se convierta en el inicio de una batalla comercial entre adidas y Nike en el club azulgrana




Desde que el idolatrado y recordado Johan Cruyff advirtiera, hace ya algunos años, del peligro de juntar en un mismo vestuario a dos estrellas tan rutilantes como Leo Messi y Neymar Jr, con enfrentados intereses comerciales entre ambos, la sombra de una posible batalla comercial entre ambos, orquestada sin lugar a dudas tal y como preveía el holandés por las marcas que apoyan a uno y a otro, siempre se ha cernido sobre el club azulgrana. Sin embargo, no ha sido hasta finales de la temporada pasada y durante esta pretemporada, cuando el riesgo acerca de la llegada de esta "maldición" más patente se está haciendo en la entidad culé.

Neymar quiere el Balón de Oro para Cristiano



Aunque durante tiempo lo han llevado casi en secreto, la amistad y respeto que se profesan mutuamente el internacional portugués Cristiano Ronaldo y el crack brasileño Neymar Jr, no ha dejado de crecer hasta el punto de que cada vez son más patentes las muestras de apoyo que se realizan a través de las redes sociales para desesperación de la entidad azulgrana.

La última, unas controvertidas manifestaciones de Neymar que no han sentado nada bien en el FC Barcelona y en las que reconoce, abiertamente, que si hay un jugador que deba ganar el Balón de Oro esta temporada ese no es otro, sin lugar a dudas, que Cristiano Ronaldo, aunque tan sólo sea por el hecho de haber conseguido los dos títulos más importantes que se han disputado este año: la Champions League con el Real Madrid y la Eurocopa de Francia, apenas unos meses después, con Portugal.

Los gallos de Cruyff apuntan al Barça



Pero lejos de ser una muestra de cortesía y buenas relaciones entre dos amigos, en Can Barça temen que el escenario que el visionario Johan Cruyff era capaz de vaticinar hace tan sólo unos años se esté cumpliendo poco a poco con las dos estrellas de por medio.

Para Cruyff, el problema no eran los jugadores en sí mismo sino toda la industria que se movía en torno a ellos. Así, Cruyff revelaba a sus íntimos que un jugador como máximo exponente de adidas y otro llamado a ser mázimo responable de Nike a la larga chocarían en intereses comerciales a instancia de las firmas. Y para el Barça, es lo que está sucediendo.

En filas azulgranas no se acaban de creer este ataque de sinceridad del brasileño y lo ven más como una orquestada campaña lanzada desde la propia Nike que ya habría activado su estrategia para que el portugués consiguiera su Balón de Oro, algo que puede incomodar y mucho a adidas, patrocinador de Messi y que puede desembocar en una guerra comercial de la que sólo saldría verdaderamente mal parado el propio club.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top