adidas se agarra a Alemania para evitar el primer título de Nike en una Eurocopa
  • El triunfo en la noche de ayer de la Portugal de Nike en la primera de las semifinales de la presente Eurocopa de Naciones a celebrar en Francia deja a la marca alemana adidas ante una situación con unas consecuencias difíciles de digerir y que llevan a la compañía de las tres bandas a replantearse toda su estrategia a la espera de lo que pueda hacer hoy Alemania ante Francia, otro duelo adidas-Nike, en la otra semifinal




La firma norteamericana Nike está ante la oportunidad de su vida. El triunfo en la primera semifinal de la presente Eurocopa ante la Gales de adidas y Gareth Bale ha asestado un duro golpe a su gran rival adidas que ve como con tan sólo un encuentro la compañía del swoosh ha puesto contra las cuerdas no sólo la estrategia presente de la firma de las tres bandas sino también la prevista para el medio y largo plazo, una estrategia donde jugaba un papel clave e icónico Gareth Bale y que con la eliminación de anoche plantea serias dudas en adidas a la hora de apostar definitivamente por el galés como sustituto ideal del internacional argentino Messi.

Un duro golpe de encajar



Informábamos de ello en el día de ayer. A pesar de tener un incuestionable interés a nivel deportivo, desde el punto de vista del marketing deportivo las connotaciones que se derivaban del primer encuentro de semifinales entre Portugal (Nike) y Gales (adidas) no tenían, ni mucho menos, nada que envidiar.

Las lecturas y análisis previos al partido que se podían realizar sobre las cuestiones que había en juego en el mismo dentro de ese punto de vista de la industria del deporte dejaba bien a las claras que en juego había mucho más que un simple partido de fútbol y que la marca que saliera vencedora, fuera la que fuera, iba a asestar un durísimo golpe a la firma rival de consecuencias imprevisibles.

Y, como era de esperar, la victoria de Portugal, ha dejado tocada, y mucho, a la firma germana, que ha visto como con un único movimiento Nike ha sido capaz de ponerla contra las cuerdas con una doble consecuencia: por un lado, ha conseguido desmantelar, o al menos hacerse pensar si definitivamente es la mejor opción, la estrategia alemana de elevar a Gareth Bale al trono que deja Messi en la compañía, una cuestión que se antoja fundamental para el futuro de la marca.

Con el internacional argentino anunciando su salida de la selección, el handicap de su edad y la condena en firme en España a 21 meses de prisión por fraude fiscal, en la marca necesitan a un relevo al que convertir en su imagen global en los dos años que quedan para el Mundial de Rusia. Sin embargo, y a pesar de su excelente actuación, con un Gareth Bale eliminado de la gran final de la Eurocopa de Francia y con las enormes dudas que suscita el hecho de saber si logrará clasificarse para el Mundial de Rusia, no son pocas las voces que se levantan en contra de esta opción incluso dentro de la misma compañía.

adidas se agarra a Alemania para evitar el primer título de Nike en una Eurocopa


Pero no quedan ahí los efectos del triunfo de Portugal ante Gales. A nivel general, Nike ha logrado colocar a su primer candidato en la gran final y tiene en la siguiente muy serias opciones de que la anfitriona Francia, igualmente equipada por Nike, haga lo propio, con permiso indiscutible, es más que evidente, de la actual campeona del mundo, Alemania.

O dicho de otro modo: el triunfo de anoche de Portugal ante Gales, o de Nike ante adidas, coloca a la firma estadounidense a un sólo paso, un triunfo francés, de asegurarse por primera vez en la historia un título de la Eurocopa organizada por la UEFA, una competición que a lo largo de toda su historia sólo ha conocido triunfos de la firma germana salvo en la edición disputada en el año 1992, donde la sorprendente Dinamarca elevó a la también firma danesa Hummels al Olympo de los dioses de las firmas de ropa deportiva.

adidas encaraba el encuentro de ayer con una triple esperanza: la primera, colocar a su primer representante, la sorprendente Gales, en la gran final de la Eurocopa del próximo Domingo. La segunda, afianzar su dominio en la competición y poner contra la pared a su gran rival Nike. Y la tercera, encontrar en Gareth Bale a ese sustituto idóneo para la estrategia de la compañía de cara al futuro ante una posible sustitución de Leo Messi. Y todo en un único encuentro. El triunfo de la Portugal de Nike no sólo echa por tierra los planes de adidas sino que provoca el efecto contrario al perseguido en su gran rival, potenciando la relación Cristiano-Nike, metiendo en la gran Final a su primer representante y dejando a la marca del swoosh a tan sólo un paso de conseguir la que sería su primera Eurocopa de Naciones de la historia.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top