Nike disfruta de su venganza: "Tan sólo es un chico de Ohio"
  • El triunfo de Cleveland ante los Warriors logrando remontar un 3 a 1 en contra que parecía casi definitivo ha supuesto un enorme impulso para la marca Nike en su estrategia dentro de la NBA, deteniendo de un sólo golpe a una pujante Under Armour y a su máxima estrella, eclipsada por el MVP de LeBron




Se acabó con un final que hace tan sólo una semana, con 3 a 1 en el global de las series a favor de los Warriors, nadie apostaría por él. Nadie salvo la multinacional norteamericana Nike, que fuera del terreno estrictamente deportivo y focalizando su interés en el apartado del marketing deportivo, se agarraba al último y único clavo ardiendo que le quedaba para tratar de revertir la situación y no dar aún más alas a la pujante y amenazadora Under Armour en su conquista en el deporte estadounidense: LeBron James.

Hace tan sólo unas horas, Nike ha culminado su venganza y lo ha hecho de la mejor manera posible: con un LeBron James inconmensurable en los últimos partidos, con el título de MVP de las finales bajo el brazo y con un nuevo anillo del que presumir con su representante. Como dice la campaña de Nike nada más concluir el último partido de la final, el que daba el título a LeBron y los Cavs, "Tan sólo es un chico de Ohio".

Una amenaza creciente



La final Cleveland - Warriors de la NBA esta temporada se antojaba con un plebiscito de mucho mayor calado y repercusiones que la simple conclusión de ver qué franquicia era la mejor de toda la NBA durante esta temporada. Había en juego mucho más, un cúmulo de intereses, sobretodo en el apartado del marketing deportivo, que hacía que las marcas comerciales estuvieran tan presentes durante todo el desenlace como los propios protagonistas.

Pero sin lugar a dudas, si había una firma necesitada de un resultado favorable para sus intereses esa no era otra, sin lugar a dudas, que la multinacional norteamericana Nike. Con un Stephen Curry pletórico durante la temporada regular, elegido MVP de la temporada y con una figura cada vez más amenazante para los intereses de Nike, el poder e influjo de Under Armour en la NBA se hacía cada vez más preocupante para la marca del swoosh. Y por si fuera poco, su tradicional archienemiga, adidas, no quería despedirse de su relación con la NBA sin dejar más de un mensaje a los norteamericanos en forma de campaña de felicitación a los vencedores de la NBA... antes incluso de que éstos se conocieran de manera definitiva.

Nike disfruta de su venganza: "Tan sólo es un chico de Ohio"



Con este escenario, el sólo hecho de haber logrado llegar al séptimo encuentro de las Finales gracias a un inconmensurable LeBron James ya era suficiente motivo de satisfacción para Nike, que se aseguraba la elección de LeBron como MVP de las mismas a menos que una actuación colosal de su gran rival Stephen Curry en el último y decisivo encuentro lo impidiera.

Pero el destino tenía preparado un final mucho más ambicioso y provechoso para Nike, que ha visto como de un plumazo, con la victoria también en el séptimo partido en casa de los Warriors de los Cleveland Cavaliers, capitaneados otra vez más por su gran embajador, ha dejado en aguas de borrajas la ambiciosa estrategia de Under Armour, o al menos, ha conseguido retrasarla. Un segundo anillo consecutivo con Curry al frente de los Warriors habría supuesto un enorme respaldo a Under Armour en la NBA.

Con la victoria de Cleveland, Nike se asegura mantener a cierta distancia a Under Armour y Stephen Curry al menos por ahora, en un año tan sumamente importante como es la temporada próxima, última de adidas en la NBA y anticipoi de la llegada de Nike.





La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top