La Roja más de 30 millones de euros en patrocinios
  • La Selección Española de Fútbol debuta esta tarde en la #Euro2016 de Francia con la vista puesta en conseguir su objetivo final, revalidar su trono europeo, que le devuelva el potencial ahora perdido entre las firmas y marcas comerciales, una pérdida valorada en varias decenas de millones de euros




Desde que España consiguiera lo que hasta entonces ninguna otra selección nacional había conseguido nunca antes en la historia, la secuencia Eurocopa (2008) - Mundial (2010) - Eurocopa (2012), el proceso de desgaste a nivel de imagen que ha sufrido como consecuencia de su desastrosa actuación en el último Mundial de Brasil 2014 ha pasado factura, y cuanta, en lo referente a la captación y mantenimiento de patrocinios deportivos.

Ciclo de Oro



La época dorada del fútbol español, comenzada en el año 2008 con el título de la Eurocopa celebrada en Austria y finalizada con otra Eurocopa, la de Ucrania del año 2012, dejó en las arcas de la Federación Española de Fútbol unos ingresos procedentes de patrocinio deportivo hasta entonces inimaginables.

El caché de la selección española, la mejor del mundo en ese periodo, alcanzó límites inalcanzables y los patrocinadores hacían cola en las puertas de la Federación para estampar su firma como nuevo patrocinador oficial de La Roja. Sin embargo, a partir de ese año 2012, la sucesión de una serie de acontecimientos ha devenido en una pérdida multimillonaria en las arcas de la Federación procedente de la huida de varios patrocinadores principales.

La Roja pierde casi 30 millones de euros en patrocinios


La conquista de la Eurocopa del año 2012 supuso el punto de inflexión para la entrada en una vorágine de malos resultados deportivos que se iniciaron con la Copa Confederaciones del año 2013 celebrada en Brasil y que se confirmaron, tan sólo un año después, durante el Mundial brasileño.

Ello provocó que algunas de las firmas asociadas a la selección nacional comenzaran a valorar la oportunidad de continuar al lado de un equipo que parecía haber entrado en caída libre. Pero no sólo el mal juego deportivo ha sido el desencadenante de la pérdida de patrocinios.

En ese mismo año 2013, la Federación Española de Fútbol decide poner fin a su relación comercial con Santa Monica Sports, la compañía encargada hasta el momento de la gestión y captación de socios comerciales para la Federación. Desde entonces, una cifra que ronda los 30 millones de euros han dejado de llegar a las arcas de la Federación tras la marcha de importantes compañías.

Adiós a 11 patrocinadores


Según informa el diario as, hasta un total de once patrocinadores han abandonado el catálogo de sponsors oficiales de la Federación Española de Fútbol desde que Santa Mónica Sports abandonara el rol que tenía reservado desde hacía años en la misma. Entre todos, la cifra que abonaban a la RFEF se aproximaba a los 30 millones de euros, cifra que se habría incrementado si hubieran prorrogado su vinculación como así ha sucedido con los sponsors que se han mantenido.

Según el citado diario, además de por motivos asociados al descenso en el rendimiento deportivo mostrado, existe un importante descontento en el trato recibido por dichas firmas por parte de la Selección Nacional al considerar además que la Federación habría pedido mucho dinero para proceder a la renovación además de no permitir el acceso total a los jugadores que las marcas pretendían para rodar sus anuncios.

Siempre según el diario, una de las máximas responsables de este descontento es la nueva directora de marketing de la Federación, María José Claramunt, a la que muchos de estos patrocinadores ven como inaccesible a la hora de poder concretar los términos de sus respectivos contratos. Firmas como Nissan, Gillete o Bimbo señalan directamente el menosprecio que Claramunt habría tenido hacia ellas como motivo fundamental para no renovar el acuerdo.

Desde su llegada, Claramunt no ha conseguido incorporar a ningún nuevo patrocinador oficial a la RFEF (las llegadas de Sanitas y LG se producen como consecuencia de la gestión anterior) y las renovaciones firmadas se han realizado como consecuencia de los avances que en estos campos llevó a cabo Santa Mónica Sport.


Futuro Incierto


Llama poderosamente la atención el hecho de que para la presente Eurocopa, España no disponga ni de coche oficial ni de banco oficial ni de petrolera oficial, tres sectores claves en el mundo del patrocinio deportivo en la actualidad.

Con este escenario, el futuro se presenta realmente incierto. Más si tenemos en cuenta que muchos de los patrocinios actuales finalizan el próximo 31 de agosto y, amén del papel que pueda desempeñar la Selección Española a nivel deportivo en la actual Eurocopa, su decisión final según varios expertos consultados pasa por la relación que estas firmas tengan con Claramount. Un futuro realmente preocupante para la que hace no mucho era considerada como la mejor selección del mundo.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top