La blanca de España y otras camisetas malditas del mundo del fútbol

  • La Selección Española de Fútbol quedó apeada ayer de la #Euro2016 tras perder por un contundente 2 a 0 ante una Italia muy superior en un partido en el que nuevamente la polémica camiseta blanca utilizada por los pupilos de Vicente del Bosque volvió a adquirir un protagonismo sólo reservados para determinadas camisetas "malditas" dentro del fútbol mundial




¿Puede una camiseta condicionar el resultado de un encuentro? ¿Hasta qué punto una creencia que puede no pasar de una simple superstición puede ser llevada al extremo dentro del mundo del deporte? La Selección Española de Fútbol cayó derrotada en el día de ayer en la Fase de Octavos de Final de la #Euro2016 ante Italia por un contundente 2 a 0, un resultado para muchos que no podía ser otro después de que La Roja abandonara su tradicional color en esta ocasión para jugar con su particular "cursed shirt", la "camiseta maldita" de color blanco que tan malos recuerdos ha dejado en España en los últimos años, una creencia que como veremos a continuación no tiene nada de nuevo ni de exclusivo.

El Manchester de Ferguson



Abril de 1996. Un Manchester United dirigido por entonces por sir Alex Ferguson se encontraba en plena disputa del título de la Premier con el Newcastle, una disputa que viviría una jornada clave en la visita del club británico al campo del Southampton, visita que necesariamente debía traducirse en victoria para mantener viva la batalla con el Newcastle.

Sin embargo, no todo se dio como se esperaba. El Southampton sorprendió al United hasta el punto que al descanso ya ganaba por 3 goles a 0, una situación a la que el entrenador del United le encontró una rápida explicación. Para aquel encuentro, el United había saltado al campo con una equipación que distaba mucho de refugiarse en los listados de camisetas más bellas de la historia del fútbol. Ni tan siquiera del propio United. La elástica, en color gris con detalles negros y rojos, era acompañada por unas calzonas y medias blancas. Sin embargo, había algo más. Con aquella camiseta, el United no había ganado ni un solo encuentro: cuatro derrotas y un empate hasta la fecha. El 3 a 0 al descanso fue la gota que colmó el vaso en la paciencia de Ferguson con dicha equipación. En el vestuario, ordenó salir al terreno de juego con otra camiseta completamente diferente, la tercera indumentaria en color azul y blanco. El United no logró remontar el partido pero se habían puesto las bases para comenzar a creer en las camisetas malditas dentro del mundo del fútbol.

Manchester United con su camiseta maldita

La maldición invade las islas



A partir de ese momento, la figura de las camisetas malditas dentro del mundo del fútbol ha adquirido una nueva dimensión. Máxime cuando ha entrado en juego en el deporte los intereses de las grandes compañías y multinacionales hasta convertir la industria del deporte en un verdadero mercado persa donde todo vale para tratar de lograr el máximo beneficio y donde los intereses de las mismas en el terreno del marketing deportivo muchas veces se anteponen a los estrictamente deportivos.

La camiseta del United del año 1996 no es la única "camiseta maldita". Sin salir del fútbol de las islas, el término "cursed shirt" fue acuñado en la temporada 2009/2010 para referirse a la particular camiseta maldita del Chelsea británico. adidas diseñó como segunda equipación para el conjunto de Abramovich una camiseta en franjas azul marino y gris y detalles en amarillo fluorescente. Aquella temporada el Chelsea jugó cuatro encuentros con la citada camiseta y perdió los cuatro. Pero no sólo eso. Con esa camiseta, tres puntales del equipo se lesionaron: Ashley Cole, John Terry y Salomon Kalou. Todo esto junto provocó que plantilla, cuerpo técnico y aficionados calificaran a la camiseta como maldita, una camiseta que incluso The Sun bautizó como "Cursed Shirt". Ni que decir tiene que los datos de venta de la  misma fueron desastrosos.

Camiseta maldita del Chelsea 


La blanca de España y otras camisetas malditas del mundo del fútbol



Las "camisetas malditas" no son exclusivas del fútbol británico. En febrero del año pasado, el Real Madrid mantuvo contactos con los representantes de UEFA del encuentro de Champions League que debía disputar ante el Schalke 04 alemán con una petición muy especial: solicitar que el Real Madrid disputara el partido con la camiseta negra del dragón, pero en todos se encontró con la tajante decisión de UEFA: al Madrid le tocaba jugar con la exitosa camiseta rosa, su cursed shirt particular de la esa campaña.

Se daba la circunstancia de que la camiseta rosa del Real Madrid, al igual que ha ocurrido con la blanca de España, fue un auténtico éxito de ventas tras su lanzamiento. Sin embargo, entre los jugadores no terminaban de verlo claro: el club blanco disputó con dicha camiseta su primer encuentro en la pretemporada de ese año, durante su gira por los Estados Unidos, en partido ante la Roma que perdió por 1-0 con el equipo blanco dando una imagen muy floja durante todo el encuentro. El Madrid la estrenaba por primera vez ante la Real Sociedad en Anoeta en encuentro oficial de la Liga. Tras ponerse 0-2 en el marcador, en un encuentro extrañísimo, se pasó a una victoria final de los donostiarras por 4-2, un resultado que comenzó a provocar las primeras reticencias en los jugadores madridistas hacia la nueva camiseta. Desde entonces, cada vez que lo requería la ocasión y siempre que le fue posible, el Madrid jugó con la negra del dragón antes que con la rosa, una equipación, la del dragón, en principo reservada para la Champions.

Caso similar le ocurrió al FC Barcelona en el año 2013 con la también exitosa camiseta de la Senyera, un completo éxito en ventas como decimos pero que a nivel deportivo no dejó muy buenas sensaciones entre los jugadores. El FC Barcelona debutó con la exitosa, al menos desde el punto de vista comercial, Senyera en partido de pretemporada que le enfrentó al Bayern de Munich alemán dirigido por su ex entrenador, Pep Guardiola. El encuentro ante sus ex pupilos se resolvió con un rotundo 2-0 a favor de los alemanes en lo que sería el pistoletazo de salida de una serie de resultados negativos del cuadro catalán con la camiseta de la Senyera que comenzó a llevar a los propios jugadores el temor de que estuvieran ante una camiseta maldita. Y los resultados parecían ir en esa dirección. Otros cuatro encuentros disputados por el FC Barcelona con ese uniforme a principios de temporada y con un resultado claramente negativo: tres empates y una derrota hicieron que los jugadores no vieran nada claro el disputar los partidos con dicha elástica.

España volvió a jugar ayer de blanco, y como preveían los más supersticioso, la cosa no fue nada bien. Nuevamente nos encontramos ante un choque frontal entre el marketing y los negocios y la superstición. Hay muchos millones en juego como para detenerse a pensar en supuestas camisetas malditas. La pregunta ahora es si se atreverá adidas a volver a diseñar una camiseta blanca para la Selección Española, su particular "Cursed Shirt" anteponiendo el negocio a la superstición y los resultados.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top