España juega de blanco, su color maldito
Segunda equipación de España para la #Euro2016
  • Desde el Mundial de Estados Unidos del año 1994, cada vez que la Selección Española de Fútbol ha jugado de blanco ha supuesto un fiasco en el torneo en el que participaba, un hecho que adidas parece haber pasado de alto




La Selección Española de Fútbol afronta en el día de hoy el último encuentro de la primera fase de la #Euro2016 que durante estos días se celebra en Francia, un encuentro que se antoja trascendental a nivel deportivo pues hay en juego quién ocupará la primera plaza de su grupo en un duelo directo ante Croacia, lo que puede allanar y mucho el camino que se encontrará La Roja en su devenir por el torneo. Sin embargo, desde el punto de vista del marketing deportivo, también es un encuentro sumamente especial con importantes connotaciones que supondrán otro reto a superar por los pupilos de Vicente del Bosque.

España juega de blanco, su color maldito



El duelo que esta noche disputarán la Selección Española de Fútbol y la Selección Croata no tendrá tan sólo una vertiente deportiva. España no sólamente deberá superar a nivel deportivo el importante obstáculo croata sino que a nivel de marketing deportivo deberá sortear un impedimento casi tan grande como el anterior: el reto de jugar de blanco, su color maldito.

Desde que España optó por este color como segunda equipación, cada vez que ha acudido a un torneo con esa segunda equipación teniendo al blanco como protagonista, el futuro de la selección no ha sido precisamente muy optimista. Desde un punto de vista objetivo, los resultados en los últimos años conseguidos con este color no invitan precisamente a la alegría dentro de la Selección Española, una cuestión que ha llevado a convertir este hecho en casi una superstición.

No gana de blanco


La marca que viste a España, adidas, decidió para este torneo recuperar un color después de sus aventuras en el colorido de la selección en las últimas citas. Así, tras el amarillo con el que se ganó la Eurocopa 2008, el azul marino que dio el título del Mundial de 2010 y el azul cielo de la Eurocopa de 2012, España volvió a vestir de blanco, aunque fuera por imposición de FIFA, en el desastroso Mundial de Brasil 2014, un color con el que ahora adidas ha vuelto a querer vestir a la Selección.

En Brasil 2014 la idea inicial de adidas no era acudir de blanco como segunda equipación. De hecho, el color elegido era el negro pero en FIFA consideraron que visualmente apenas se apreciaba diferencia entre la primera equipación (monocromática, en color rojo) y la segunda (también monocromática pero en color negro). Ello llevó al organismo a imponer a España una tercera equipación, para la que adidas eligió el blanco. El resultado: primer encuentro ante Holanda, 1-5 en el marcador y el inicio de una debacle histórica que supuso la eliminación de España en primera ronda.

El blanco nunca ha sido un color talismán para la Selección. En la Eurocopa del año 2004, la celebrada en Portugal, España quedaba apeada en la primera fase ante los anfitriones en un trascendental encuentro disputado ante los lusos vestida, precisamente, de blanco. Seis años antes, en el Mundial de 1998, España debutaba en el Mundial de Francia con una derrota ante Nigeria que supondría a la larga su eliminación en la primera fase del torneo. En el Mundial de 1994 en los Estados Unidos, un codazo de Tassotti a Luis Enrique manchaba la camiseta blanca de la selección nacional y apeaba a La Roja en Cuartos de Final del torneo.

Con este escenario, España llega al debut del blanco en la Eurocopa de Francia, un torneo en el que parece haber recuperado sensaciones perdidas en Brasil y que supone una auténtica reválida para la Selección: superar la maldición del blanco.



La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top