adidas triunfa en Roland Garros gracias a Muguruza
  • El triunfo de la española Garbiñe Muguruza en la gran final de Roland Garros ante Serena Williams (Nike) ha devuelto a la marca alemana a la primera plana de una actualidad dentro del mundo de este deporte de la que no era protagonista desde hace mucho tiempo




Había logrado llamar poderosamente la atención con los atrevidos uniformes que había concebido y diseñado para sus embajadores, unos uniformes "estilo cebras" que rápidamente convirtieron a la marca alemana en el foco de atención de los aficionados y los medios de comunicación. Lo que quizás no esperaban con tanta confianza en el seno de la directiva germana es el llegar a tener la posibilidad de recabar para sí toda esa atención mediática en la gran final de Paris como así lo ha logrado hacer de la mano de la española Garbiñe Muguruza.

Final Nike-adidas



Este pasado fin de semana las dos grandes firmas de ropa deportiva que durante tanto tiempo se repartieron el mundo del deporte, adidas y Nike tenían nuevamente la posibilidad de volver a enfrentarse en una pista de tenis después de mucho tiempo y tras ver cómo las grandes estrellas de este deporte iban decidiendo unir su futuro a pujantes nuevas firmas comerciales capaces de rivalizar con las dos gigantes y, en muchos casos, vencerlas.

La final femenina que enfrentó el pasado sábado a Serena Williams y a Garbiñe Muguruza, Nike y adidas, era mucho más que un simple partido de tenis. Era la posibilidad de demostrar, sobretodo para la marca alemana, que aún tenía espacio en un tenis que se está atomizando desde el punto de vista del marketing deportivo con una pluralidad de marcas y pequeñas firmas que compiten (y en muchos casos lo consiguen) por recabar para sí una parte de la atención mediática que este deporte genera.

adidas triunfa en Roland Garros gracias a Muguruza



Si el torneo ya había sido suficientemente importante desde el punto de vista de la estrategia de marketing de la firma alemana en esta edición con sus ya célebres uniformes de cebra, ahora estaba ante la posibilidad de convertirse en la verdadera triunfadora del torneo, sobretodo si tenemos en cuenta que en la final masculina ni Nike ni adidas estarían presentes al enfrentarse Djokovic (Uniqlo) y Andy Murray (Under Armour).

Se antojaba por lo tanto como una final decisiva desde el punto de vista de la estrategia de marca la vivida el sábado entre Serena Williams y Garbiñe Muguruza. Y triunfó adidas. Hasta el punto de que el título de la española ha acaparado para sí todos los elogios para la firma, que se ve ante un futuro prometedor con una jugadora de apenas 22 años que parece ser el cambio generacional de Serena Williams y, por extensión, de Nike.

adidas fue el pasado sábado una marca feliz. Todos los focos se centraron sobre la figura de Muguruza que se hacía con el título y, para alegría de la firma germana, en todos aparecía siempre el logotipo de adidas.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top