Claudio Bravo, embajador de adidas en Chile
  • El 0 -7 con el que Chile ridiculizó a México ha servido de excusa para que adidas, sponsor técnico de la Selección Mexicana, haga mofa de dicha eliminación del Tri a manos de una selección Nike como Chile




Cuanto  menos, arriesgada. Así hay que tildar la última campaña que la multinacional alemana adidas ha puesto en marcha en el continente sudamericano, una campaña que le ha llevado a reírse hasta la saciedad de la pronta eliminación de la selección brasileña de fútbol de la actual edición de la Copa América Centenario, un hecho éste ampliamente debatido en los medios de comunicación y redes sociales, por el hecho de estar la canarinha equipada por su gran rival Nike, pero que ahora le lleva a reírse igualmente de la eliminación de un combinado nacional al que viste la propia firma alemana: México.

Pique con la eliminación de Brasil



Hace ahora justo siete días, la sorprendente eliminación de la todopoderosa selección brasileña a manos de la modesta Perú en la primera fase de la Copa América Centenario no dejó de generar consecuencias y no sólo a nivel deportivo.

La eliminación de la canarinha por primera vez en la historia del torneo en esa fase de la competición trajo como consecuencia inmediata, en los siguientes días, la destitución de su por entonces seleccionador nacional, Dunga. Pero, además, el hecho en sí sirvió de excusa perfecta para que su gran rival adidas hiciera leña del árbol caído y, de la mano de su principal embajador precisamente en la Selección Peruana de Fútbol (selección vestida por Umbro), Raúl Ruidiaz, la compañía puso en marcha una campaña en la que literalmente se reía de la eliminación de la principal embajadora a nivel de selecciones de su gran rival Nike: Brasil.

adidas también se ríe del vapuleo a México


Lo que ya cuesta algo más de entender es que la multinacional alemana trate de mofarse de la eliminación de una de las grandes aspirantes al título de la actual edición de la Copa América Centenario, la Selección Nacional de México, a manos de una intratable Chile, que fue capaz de hacerle un siete en toda regla a los mexicanos. Y decimos que cuesta más comprenderlo por el simple hecho de que México está equipada por adidas y Chile por su gran rival Nike, sirviendo dicha afrenta como venganza al 1-7 encajado por Nike con Brasil en el Mundial carioca de hace un par de años en semifinales ante la Alemania de adidas.

Así la marca volvió a seguir el mismo procedimiento que con la eliminación de Brasil y publicó, en su cuenta oficial en Twitter en Chile, un mensaje de la mano de su principal embajador chileno, Claudio Bravo, en la que se mofaba de la eliminación de México, al que recordaba que ya estaba en su casa y que Chile picó mucho más.

La estrategia de adidas, arriesgada donde las haya, no tardó en generarle no pocos comentarios contrarios a la marca alemana procedentes de aficionados mexicanos, un verdadero tiro en el pie con el que la compañía germana no ha sabido calcular las consecuencias de una estrategia que aún hoy no son muchos los que alcanzan a entender la misma.




La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD


Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top