Nike se queda el Chelsea por 75 millones de euros
  • La firma recupera parte del protagonismo perdido hace apenas un año con la pérdida del Manchester United, que pasó a manos de adidas, en lo que parece ser una estrategia perfectamente calculada por la marca norteamericana que tendría como gran objetivo final hacerse con los dos colosos del fútbol mundial: el FC Barcelona y el Real Madrid




Apenas 48 horas después de que en Marketing Deportivo MD adelantáramos en exclusiva el nombre de la compañía de ropa deportiva elegida por el Chelsea como sustituta de la marca adidas tras la ruptura unilateral (y sorpresiva) de la relación que vinculaba a ambos seis años antes de la conclusión de la misma, se comienzan a conocer detalles de los términos económicos de la operación en la línea de los que en su momento informamos en Marketing Deportivo MD.

Nike se queda el Chelsea por 80 millones de euros



75 millones de euros. Esa es, oficiosamente, la cifra que tendrá que desembolsar la firma norteamericana Nike por comenzar a ocupar el papel que hasta ahora venía desempeñando adidas en un club como el Chelsea británico, que comenzó a reclamar a la firma germana una revisión al alza del contrato que les vinculaba aún durante seis años y a cuyas peticiones la firma germana o no quiso o no pudo acceder.

De este modo, se confirma lo adelantado por Marketing Deportivo MD en los mismos términos de los que informábamos hace apenas un par de días: la marca que finalmente se haría con la camiseta del Chelsea era Nike y la cuantía que la misma debería abonar por ello rondaría en torno a los 65 millones de euros, que con incentivos, pluses y comisiones harían el montante final de estos 80 millones de euros de los que ahora se hace eco la prensa británica.

Una estrategia a medio plazo



El desembarco de Nike en el Chelsea supone, para muchos, la confirmación de lo que estiman es una estrategia a medio plazo perfectamente planificada por la firma norteamericana y que ya estaría comenzando a dar sus frutos y que tendría como gran objetivo final el hacerse con los dos clubes más importantes del mundo: el FC Barcelona, cuyas negociaciones para su renovación están muy avanzadas, y el que sin lugar a dudas sería el golpe más mediático de los últimos años en el sector: la conquista del Real Madrid por parte de la multinacional norteamericana.

La llegada de Nike al Chelsea ha dejado serias dudas en torno a adidas: ¿no ha querido ceder a las presiones de Abramovich o realmente no ha podido acceder a las mismas? La propia compañía, tras el anuncio oficial del Chelsea de la ruptura unilateral del contrato, anunciaba que todo se encuadraba dentro de una estrategia global de la marca que tenía como fin ir disminuyendo poco a poco su participación en la sponsorización de entidades deportivas.

Sin embargo, dentro del sector no son pocos los especialistas que piensan que realmente estamos ante un inicio de una patente debilidad económica en la firma germana que habrían motivado sus acuerdos con la Juventus, el Bayern Munich pero sobre todo el Manchester United, y que podrían haber hipotecado la capacidad de actuación de la firma germana justo en el momento clave: cuando se negocia con el FC Barcelona qué compañía equipará al club a partir de la temporada 2018 y, sobre todo, en vísperas de comenzar a negociarse una posible renovación (o no) de la alianza existente entre el Real Madrid y la marca alemana adidas.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top