Nick Symmonds vuelve a vender su cuerpo a la publicidad
  • El norteamericano vuelve a repetir la experiencia puesta en marcha hace ahora cuatro años con los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y subasta una parte de su hombro para lucir el tatuaje de un patrocinador




Principios de 2012. Nick Symmonds, un atleta norteamericano especializado en la media distancia pone en marcha a través del conocido portal de subastas ebay una curiosa iniciativa con la que tratar de obtener patrocinadores que le aseguraran los fondos necesarios para su preparación de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Hoy, cuatro años después, el estadounidense vuelve a la carga con la misma estrategia y con el mismo fin.

Fondos para preparar unos Juegos Olímpicos



La peculiar subasta que de su cuerpo hacía Nick Symmonds para lograr captar fondos que le permitieran preparar de manera adecuada su participación en los Juegos Olímpicos de Londres que se celebrarían tan sólo unos meses más tarde surte efecto. Así, la compañía con sede en Milwaukee, Hanson Dodge Creative, HDC, se hace con la puja con una oferta ganadora de 11.100 dólares, que le permitirá lucir su cuenta de Twitter tatutada en el brazo de Symmonds durante sus competiciones.

Sin embargo, el excesivo celo puesto por el LOCOG respecto a la protección de marcas oficiales de los Juegos tuvo como consecuencia indirecta que uno de los afectados fuera Symmonds. Pero en este caso, en lugar de para mal, podemos decir que para bien. Así, Symmonds recibió pocos días antes del inicio de los Juegos de Londres la comunicación del LOCOG respecto a las marcas no oficiales, por lo que se iba a ver obligado a tapar dicho tatuaje con un esparadrapo o tirita. Y, lo que podría ser interpretado como un duro golpe para los intereses comerciales de Symmonds y, sobre todo, de la marca que lo patrocina, con esta decisión, resultó todo lo contrario.

La repercusión en los medios de comunicación que esa noticia tuvo supuso para la compañía una exposición que difícilmente hubiera obtenido de otra manera por lo que, en aquella ocasión, el tapar una publicidad nunca pudo ser más rentable para la compañía, que vio como su nombre circulaba en las portadas de los diarios británicos e internacionales.

Nick Symmonds vuelve a vender su cuerpo a la publicidad


Vista la experiencia de hace apenas cuatro años, el estadounidense ha decidido volver a repetir la iniciativa y ha vuelto a poner en venta su cuerpo como particular zona para lucir patrocinadores. El campeón estadounidense, olímpico en Pekín y Londres, ha decidido sacar a subasta un pequeño espacio de su hombro de apenas 22 centímetros para plasmar el logo de un nuevo patrocinador.

La puja concluirá el próximo 04 de mayo y por el momento ya ha alcanzado superado los 10.000 dólares. Y aunque advierte que debido a las estrictas normas del Comité Olímpico Internacional le será prácticamente imposible lucir su logotipo durante los Juegos de Río, promete intentar devolver a la marca patrocinadora un retorno "absolutamente fantástico" tal y como ocurriera hace ahora cuatro años en Londres.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top