Mamadou Sakho, el último escándalo para Nike
  • El defensa internacional francés ha sido suspendido en su relación con la firma estadounidense después de haber sido sancionado, de manera provisional, por la UEFA con 30 días de inhabilitación por un positivo en un control antidopaje




Si a cualquier especialista dentro del sector o la industria del marketing deportivo se le preguntara cuál es la compañía a la que los escándalos de sus embajadores están haciendo realmente daño a nivel de imagen en los últimos años, sin lugar a dudas un alto porcentaje de los encuestados diría prácticamente sin temor a equivocarnos que la multinacional norteamericana Nike, firma que se ha visto salpicada por continuos problemas extradeportivos de sus embajadores de un tiempo a esta parte. Y para no romper esta particular tradición, hace tan sólo un par de días la marca de Oregon vivía un nuevo episodio con otro importante representante: Mamadou Sakho, defensa internacional del Liverpool y de la Selección Francesa de Fútbol que se ha convertido en el último dolor de cabeza para la marca del swoosh.

Dopaje reconocido



Hace apenas un par de semanas, la UEFA anunciaba la suspensión provisional del defensa internacional del Liverpool y de la Selección Francesa de Fútbol, Mamadou Sakho, durante 30 días al dar positivo en un test por consumo de sustancias prohibidas (concretamente un producto para quemar grasas), positivo que el propio Sakho se encargó de admitir de manera implícita al renunciar a una segunda prueba que pudiera contrarrestar los datos obtenidos en la primera.

De este modo, tanto el jugador como el club decidieron asumir los hechos y quedarse apartado provisionalmente del club durante ese periodo de tiempo mientras dura la investigación que podría deparar el establecimiento de una sanción superior. La FIFA también hizo extensible a su ámbito de acción la sanción impuesta por UEFA.

Mamadou Sakho, el último escándalo para Nike



Pero las consecuencias para el futbolista, como suele ser habitual en estos casos, no han hecho más que comenzar. Así, a la decisión de la UEFA de imponer dicha sanción que le mantendrá inhabilitado, deportivamente hablando, para jugar cualquier partido oficial y/o amistoso tanto con su club como con su selección, comienzan a unirse consecuencias que van más allá del terreno meramente deportivo instalándose en el ámbito extradeportivo.

Así, apenas unas semanas después de conocerse la sanción de la UEFA, la multinacional estadounidense Nike ha anunciado de manera oficial que suspende, hasta que se resuelva la investigación puesta en marcha por la UEFA, la relación que le une al futbolista y que convertía a éste en un importante embajador de la marca dentro del fútbol continental, pasando a engrosar de este modo una cada vez mayor lista de embajadores malditos para la firma de Oregon.

La estrategia de la compañía, apostar por patrocinios de las grandes estrellas del deporte frente a la que mantiene su rival adidas, más focalizada en sponsorizar eventos y entidades deportivas, dejan expuestas a la marca norteamericana a las actuaciones de sus representantes dentro del mundo deportivo, convirtiéndola en una de las marcas más afectadas en los últimos años por los escándalos que grandes estrellas del mundo del deporte han venido protagonizando.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top