• El club de Nervión se ha asegurado un fijo de 21,5 millones de euros con el título de la Europa League conquistado que se puede disparar hasta un mínimo de unos 40 millones de euros y sólo en concepto de premios por su participación en la Fase de Grupos de la próxima Champions League, lo que da una idea de la enorme importancia que tiene para los equipos la disputa de la segunda competición en importancia a nivel de clubes organizada por la UEFA



Volvió a repetirse la escena de los últimos dos años: el Sevilla se volvió a coronar, por tercer año consecutivo (y quinto en toda su historia) como el verdadero rey de la Europa League, la segunda competición en importancia a nivel de clubes organizada por la UEFA y que ha vuelto a coronar al club andaluz como el verdadero dominador de la misma. Pero el título conquistado ayer ante el Liverpool británico no sólo tiene importantes repercusiones a nivel deportivo. A nivel extradeportivo son muchos los matices que quizás a primera vista pudieran escaparse del análisis del aficionado al fútbol en general pero que para aquellos amantes de toda la industria que se mueve y se genera en torno al mismo le será más que interesante apreciar.

El Sevilla ganó mucho más que otro título de la Europa League



Dejando a un lado la enorme exposición que ha ganado con la final de anoche la marca norteamericana New Balance y el fuerte empujón que ha conseguido en su estrategia por consolidarse dentro del fútbol europeo como alternativa a las grandes compañías de ropa deportiva con los dos finalistas de anoche luciendo su logotipo en sus respectivas camisetas, anoche había en juego mucho más que un simple "título" más de la Europa League. Y para el Sevilla, mucho más.

El título de la Europa League conquistado en el estadio St. Jacobs Park de Basilea en la tarde-noche de ayer por el Sevilla va a dar una enorme tranquilidad y solvencia al proyecto del club andaluz la próxima temporada gracias a una serie de consideraciones que no debemos dejar pasar por alto.

Casi 50 millones en juego



Sobre el césped del estadio suizo el Sevilla se jugaba en la noche de ayer mucho más que un título más de la Europa League para sus vitrinas y el prestigio que ello supone para la entidad. A nivel extradeportivo, los intereses del club eran casi tan grandes o incluso mayores que los propiamente derivados del aspecto meramente deportivo.

Sólo por el título conquistado en la noche de ayer, el Sevilla va a incorporar a su tesorería la nada despreciable cantidad de 6,5 millones de euros, una cantidad sumamente importante dado el estado actual de la economía a nivel mundial y más dentro del mundo del fútbol. Pero hay más. El título da derecho al club hispalense a disputar la próxima Supercopa de Europa, por cuya participación la UEFA abona a los finalistas otros 3 millones de euros que sumar a los anteriores.

Además, el Sevilla se ha clasificado de manera directa para la fase de grupo de la próxima Champions League, lo que le garantiza además un fijo de otros 12 millones de euros que la UEFA abona a cada participante en dicha fase. Y todo eso de manera segura. Es decir, 21,5 millones de euros ya garantizados para la temporada que viene. A esta cantidad habría que sumarle lo que abona la UEFA por partido ganado (1,5 millones) o empatado (500.000 euros) en la fase de grupos más el denominado market pool, lo que puede disparar la cifra hasta cerca de los 40 millones de euros solo contando la fase de grupos de la próxima Champions League. Y todo por otro título más de la Europa League, un título que escondía mucho más de lo que a primera vista pudiera apreciarse.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top