El golpe maestro de Under Armour: quiere comprar Taylor-Made
  • La marca norteamericana estaría valorando muy seriamente la compra de un negocio puesto a la venta por la multinacional alemana adidas ante la imposibilidad de ésta de articular las estrategias necesarias que le permitan remontar el vuelo a las cuentas de la marca de golf




La noticia corría como la pólvora hace tan sólo un par de semanas: la multinacional alemana adidas, en una decisión por otra parte más que esperada dentro del sector, ponía a la venta toda la división que la compañía tenía dentro del mundo del golf ante la convicción de no poder remontar, como ocurriera en el caso de Reebok, los preocupantes números que desde hace unos años viene presentando la misma. Hoy, adidas podría haber encontrado un comprador para la misma aunque si bien no sería ni mucho menos ni el esperado ni el deseado por la marca alemana.

El golpe maestro de Under Armour: quiere comprar Taylor-Made



Cuando a comienzos de este mismo mes de mayo que ahora termina la firma germana anunciaba una decisión más que esperada por el mundo y la industria del deporte, la puesta a la venta de su división para el mundo del golf, lo que pocos sabían era que la marca estaba poniendo en bandeja a uno de sus grandes rivales, la firma norteamericana Under Armour, la posibilidad de asestarle un golpe que se antoja casi decisivo en el proyecto de la compañía de recuperar un supuesto terreno perdido frente a la firma de Baltimore.

Así, según ha podido conocer Marketing Deportivo MD, la compañía presidida por Kevin Plank y con sede en Baltimore habría sido una de las firmas que se habrían interesado por la adquisición tanto de la submarca principal de adidas para este deporte, Taylor-Made, como la otra rama, quizás menos conocida que la anterior, la firma Ashworth.

Objetivo: recuperar terreno en USA



El gran objetivo con esta decisión por parte de adidas no sería otro que el de focalizar sus esfuerzos en los Estados Unidos en el mundo del baloncesto, un deporte en el que la marca de las tres bandas tiene puestas muchas esperanzas pero a nivel de embajadores, toda vez que ha renunciado a continuar al lado de la NBA a partir del año 2017, cuando entrará en vigor el acuerdo de ésta con Nike.

Para Under Armour sería un golpe estratégicamente hablando casi perfecto. La marca ha sido una de las pocas empresas que en los últimos años ha demostrado un interés bastante claro por el mundo del golf, interés que viene motivado por la irrupción de la nueva joya de la corona dentro del golf estadounidense, el norteamericano Jordan Spieth, precisamente, uno de los grandes embajadores de la compañía presidida por Kevin Plank.

La industria del golf es un negocio que mueve cada año casi 9.000 millones de dólares en todo el mundo, y en el que el mercado estadounidense acapara para sí más de un 41% en ventas de esa cantidad, mientras que Japón y Corea del Sur son los mercados que le siguen con un 24% y un 7,1% respectivamente. Esta especialidad deportiva tendrá su cabida en los próximos Juegos Olímpicos de Rio de este mismo año a celebrar en apenas un par de meses y Under Armour busca ampliar su exposición a nivel mundial con la participación en los mismos de Jordan Spieth.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top