El gol de Cristiano echa por tierra los planes de Florentino
  • El gol del portugués que daba una nueva Champions League a la entidad madridista ha supuesto un serio trastorno para el club blanco personalizado en la figura de su presidente, que se verá obligado a renovar al delantero luso cuando sus planes para el jugador estaban más que previstos desde hace meses




Cuando Cristiano Ronaldo marcó el penalti decisivo en la tanda que el pasado sábado decidió que club, Real Madrid o Atlético de Madrid, se traía la Champions League a la capital de España, no sólo estaba dando un nuevo título dentro de la máxima competición a nivel de clubes organizada en Europa sino que, además, estaba echando por tierra toda una elaborada estrategia que la entidad madridista, a través de su propio presidente, tenía articulado para el futuro del jugador luso y que iba a suponer la salida del mismo a finales de esta temporada que ya ha finalizado.

Objetivo: vender a Cristiano



No era ningún secreto. Es más, cualquiera que tuviera un mínimo interés podía encontrar en el entorno de la planta noble del Bernabéu cuáles eran los planes que la directiva blanca, encabezada por el propio Florentino Pérez, tenían para el jugador luso: había que desprenderse de él a finales de la actual temporada "sí o sí".

Bajo esta necesidad de poner fin a la relación con el jugador luso se escondía no sólo una profunda preocupación sobre las dudas que levantaba el rendimiento deportivo que el portugués iba a poder exhibir en los próximos años. El apartado extradeportivo, en este caso en concreto, tenía casi tanto interés e importancia como el mismo. Así, desde esa planta noble se veía con preocupación una tendencia a la baja en cuanto al atractivo comercial que el jugador desprendía ante las firmas y marcas comerciales.

La edad del jugador, la entrada en el ocaso de su carrera deportiva y, sobretodo, la irrupción de nuevos valores no sólo a nivel deportivo sino también en el apartado más comercial, como pudiera ser el que está llamado a ser su sustituto en Nike, el brasileño Neymar Jr. uno de los fichajes pretendidos por el Real Madrid, aconsejaban a todas luces desprenderse del jugador lo antes posible, si pudiera ser a finales de la presente temporada, sobretodo por la imparable depreciación que la valoración del jugador había sufrido, pasando de recibir ofertas por él de casi 200 millones de euros hace apenas un año a, doce meses después, caer dicha cifra hasta casi los 80-100 millones de euros.

El gol de Cristiano echa por tierra los planes de Florentino



Quedaba tan sólo por conocer, por lo tanto, cuál iba a ser el destino del jugador portugués. A priori, dos escuadras se disputaban su futuro y con armas de persuasión muy atractivas en ambos casos. La primera, el Manchester United, que jugaba la baza de la nostalgia del jugador por volver a Old Trafford. Su oferta, rondando los 100 millones de euros. Sin embargo, los rumores de la llegada de José Mourinho al banquillo del equipo británico detuvieron una operación que era una de las grandes opciones para el mismo.

La segunda entidad interesada, el PSG, presidido por los petrodólares árabes y dispuestos a poner encima de la mesa una cifra que sí se establecía como mucho más atractiva para el Real Madrid y rondaba los 150 millones de euros. Pero tanto una como otra opción quedaron echas trizas el pasado sábado con el gol del jugador portugués.

Así, en las horas posteriores a la consecución del título, el propio presidente del Real Madrid salió a confirmar que el portugués no sólo no iba a abandonar la Casa Blanca sino que además había puesto encima de la mesa de Jorge Mendes, su representante, una oferta de renovación de su contrato por cinco temporadas y por una cantidad que rondaría algo más de los 20 millones de euros anuales.

El gol del pasado sábado de Cristiano Ronaldo que daba al club blanco la Undécima Copa de Europa ha trastocado y mucho los planes de Florentino Pérez, que ahora ve como no sólo dejará de ingresar una importante suma por el astro luso sino que, además, se verá obligado a hacer un desembolso equiparable a la mínima oferta que ha llegado en los últimos meses al Bernabéu por hacerse con los servicios del jugador blanco.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top