El Celta busca alternativas a Citroën
  • La entidad gallega y la firma automovilística francesa se encuentran en la actualidad en negociaciones para valorar la oportunidad o no de extender la relación en el tiempo aunque desde el club ya buscan alternativas que vendrían a poner fin a la relación más longeva de Europa




2016 puede ser un año histórico dentro del mundo del fútbol y, más concretamente, dentro del mundo del patrocinio del fútbol. En este año se puede asistir, de confirmarse los rumores, a la desaparición de los dos vínculos extradeportivos más lóngevos de Europa: el que tenía el PSV Eindhoven con la firma Philips y el que aún en estos días mantiene el Celta de Vigo con la compañía Citroën.

El Celta busca alternativas a Citroën



Más de treinta años después de que se iniciara una de las relaciones de patrocinio deportivo más importantes y duraderas de Europa, la que aún hoy todavía mantienen el Celta de Vigo y la firma automovilística francesa Citroën, durante estos días se está celebrando en suelo vigués una de esas reuniones cuyas conclusiones pueden ser cruciales para que ambas partes lleguen a un entendimiento que permita prolongar, aún más, dicha relación en los próximos años.

Sin embargo, y a diferencia de lo que hasta ahora venía ocurriendo en negociaciones precedentes, la gran novedad en este caso es que el Celta ya ha comunicado a la compañía que se haya en la búsqueda de otras alternativas que, llegado el caso, pudieran coger el timón de la entidad francesa en lo referente al patrocinio comercial de la camiseta del club celeste para los próximos años.

Desde 1985



Si al final esta vinculación no pudiera extenderse en el tiempo por falta de entendimiento entre las partes, uno de los nombres propios que más suenan para hacerse con el lugar que ahora ocupa en la camiseta del club gallego la firma Citroën no es otro que el de la cervecera Estrella Galicia, firma que casualmente ya es la principal patrocinadora comercial de la camiseta del gran rival del Celta, el Deportivo de La Coruña.

Se pondría fin así a una relación que data desde el año 1985 en las que la compañía automovilística ha estado inseparablemente unida al club gallego incluso en las épocas más duras deportiva y económicamente hablando por las que ha atravesado la entidad, algo que el actual presidente del club, Carlos Mouriño, no ha dudado en reconocer y agradecer públicamente.

Sin embargo, ha sido la propia compañía francesa la que ha iniciado, en los últimos años, un continuo proceso de cambio en la estrategia de expansión de marca a seguir con el fútbol como medio vehicular, y que ha llevado a la marca a renunciar a patrocinios con clubes como el Sochaux francés, ahora en la Ligue 2, y sede de una de las factorías más importantes de la compañía en Francia o, al otro lado del Atlántico, en Argentina, con la desvinculación de su relación con Boca Juniors.

Con estos antecedentes, en Vigo han considerado fundamental acudir a dichas negociaciones con la compañía de automóviles con una serie de alternativas por si, llegado el caso, la ruptura se convirtiera en una realidad entre ambas partes.

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top