El Barça utilizará a Nike y Qatar para tapar un triunfo del Madrid en Champions
  • En la entidad azulgrana tienen prácticamente cerrado los acuerdos de renovación tanto con Nike como con Qatar, acuerdos cuya presentación oficial sin embargo no se llevará a cabo ante los medios hasta esperar al desenlace de la final de la Champions League para tratar de minimizar un potencial triunfo del Real Madrid en la misma




Aún no hay confirmación oficial, pero dos de los principales quebraderos de cabeza de la directiva del FC Barcelona, el patrocinio comercial de la camiseta y el nuevo acuerdo de sponsorización técnica del club, tienen los días más que contados tras los avances en las negociaciones realizados en las últimas horas y que pondrían a los máximos responsables del club azulgrana en disposición de anunciar sendas alianzas con sus actuales patrocinadores, una opción sin embargo que desde la entidad se guardan hasta esperar a conocer un momento clave en el desenlace deportivo de la temporada: quién es el vencedor en la final de la Champions League de la presente campaña.

Acuerdos inminente con Nike y con Qatar



No ha sido ni mucho menos sencillo pero en el club azulgrana comienzan a respirar. Y aunque hay cierta sensación en la sección más crítica del club de estar ante una cesión obligatoria de la voluntad de los directivos azulgranas a las condiciones que han impuesto las marcas afectadas, sobretodo en el caso del patrocinador oficial de la camiseta, ello no oculta la satisfacción que desde las altas esferas azulgranas se tiene por haber cumplido con los objetivos: renovar con Nike y con Qatar.

Según informan varios medios españoles en las últimas horas, información que ha podido ser corroborada por Marketing Deportivo MD de fuentes muy cercanas a sendas operaciones, el FC Barcelona tendría prácticamente cerrados sus acuerdos con la multinacional norteamericana Nike y con Qatar para renovar la relación que les une a ambas entidades durante los próximos años.

Cesión envuelta en éxito



La directiva del club azulgrana ha resuelto, definitivamente, dos de los principales quebraderos de cabeza que tenían desde hace meses: la renovación con Nike y con Qatar para asegurarse la solvencia económica exigida desde UEFA que le permita respetar el Fair Play Financiero impuesto desde el organismo. Sin embargo, esa felicidad no es completa pues a nadie escapa dentro de esa directiva de tener la sensación de haber tenido que ceder en sus exigencias a las condiciones impuestas por ambas compañías.

Así, el FC Barcelona tiene prácticamente perfilado su acuerdo de renovación con la multinacional norteamericana Nike, un acuerdo que elevaría la cantidad a percibir por parte del Barça de la firma estadounidense hasta casi los 100 millones de euros anuales, una cifra que convertiría al club en el mejor pagado por este concepto del mundo, superando lo que en la actualidad percibe el Manchester United de adidas. Sin embargo, esa cifra queda lejos de lo que inicialmente solicitaba el club, alrededor de 120 millones de euros anuales, en un acuerdo que incluiría incentivos y variables pero que en Nike se han negado a alcanzar. En esa cifra reflejada igualmente estarían incluidos esos incentivos y variables.

Peor es la situación existente en torno a su relación con Qatar. El desprecio que se hizo desde la actual directiva azulgrana al preacuerdo que el anterior vicepresidente económico del club, Javier Faus, dejó pactado con Qatar Investment Sports por 60 millones de euros anuales ha provocado un distanciamiento entre las partes ante el que el Barça se ha visto obligado a ceder en sus pretensiones para tratar de ocultar el fracaso en la gestión de las negociaciones llevados a cabo desde el club. Así, de los 60 millones de euros anuales pactados antes de las elecciones a la presidencia del FC Barcelona, la entidad catalana ve ahora como QSI está a punto de cerrar un importante acuerdo de patrocinio con LaLiga que dejaría muy mermada su capacidad de actuación frente a nuevos acuerdos. Por tal motivo, se ha visto obligada a aceptar la última propuesta de la entidad árabe: un acuerdo puente de un sólo año de duración por una cifra algo inferior a esos 60 millones de euros a la espera de que, transcurrido el mismo, las aguas hayan vuelto a su cauce y se puede renegociar un contrato mejor.

El Barça utilizará a Nike y Qatar para tapar un triunfo del Madrid en Champions


En ambos casos, estamos ante una clara cesión de los intereses azulgranas por parte de los actuales gestores del club ante las imposiciones llegadas desde las dos firmas comerciales, cesión no obstante que desde el club tratan de enmascarar en forma de éxito, que sin duda alguna lo es, que supone la renovación con esas dos importantes marcas comerciales en dos acuerdos tan estratégicos como son el de la sponsorización técnica y el patrocinio comercial de la camiseta.

Solo queda por lo tanto el anuncio oficial por parte del club que venga a confirmar lo ahora adelantado por Marketing Deportivo MD. Y sin embargo, desde la entidad se guardan esa baza como un último as en la manga para tratar de gestionar, ahora sí y sin dejar cabida alguna al error, la mediaticidad de los dos acuerdos alcanzados.

Así, desde el club esperan a una fecha clave para anunciar sendas alianzas: el 28 de mayo de 2016, fecha en la que tendrá lugar la final de la Champions League que enfrentará al Atlético de Madrid con el gran rival de la entidad azulgrana, el Real Madrid, protagonista sin quererlo de dichos acuerdos de patrocinio del FC Barcelona.

De este modo, el club presidido por Josep María Bartomeu estaría manejando los tiempos en la presentación de dichos acuerdos y posponiendo los mismos con un único objetivo: minimizar al máximo un posible triunfo del Real Madrid en dicha final de Champions que le otorgaría, con permiso del Atlético de Madrid, su undécima Copa de Europa.

La idea de la directiva azulgrana es hacer de un fin de semana en el que el Real Madrid podría acaparar el protagonismo, en 48 horas donde el club azulgrana eclipsara ese potencial triunfo del Real Madrid (siempre como decimos con permiso del Atlético de Madrid) para minimizar al máximo la mediaticidad del mismo a nivel mundial y compartir, al menos, con dicha gesta el éxito azulgrana en la renovación de sus acuerdos con Nike y Qatar.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top