Cristiano marcó el penalti de la Final de Champions... a adidas
  • En la marca alemana no ha gustado nada la peculiar forma de celebrar el gol que daba el título de Champions del jugador luso, desprendiéndose de la camiseta justo en el momento más mediático de la Final lo que provocó que asistiera a las primeras entrevistas sin la camiseta, un importantísimo traspiés a nivel mediático




Último lanzamiento de la tanda de penaltis. San Siro. Sábado, 28 de mayo. Sobre el césped, las dos mejores escuadras que esta temporada han participado en el torneo más importante a nivel de clubes de cuantos se celebran en el planeta fútbol: la Champions League. O al menos así lo demuestra el hecho de que sean los dos únicos que se den cita en la tan cotizada final del campeonato. Y sobre las botas del portugués Cristiano Ronaldo la posibilidad de conseguir para su club, el Real Madrid, un nuevo título de campeón de la Copa de Europa. Si marca, la gloria. Si falla, la posibilidad de conceder a su rival sobre el césped una nueva oportunidad para hacerse con su primera Champions. El resultado, de sobra conocido: gol. Un gol que daba al Real Madrid su Undécima Copa de Europa pero que tuvo muchísimas más connotaciones, esta vez, fuera de los terrenos de juego, a nivel extradeportivo.

Un penalti para la historia



Deportivamente hablando, el gol del portugués Cristiano Ronaldo pasará a la historia como el penalti que dio al Real Madrid la posibilidad de alzar su undécima Copa de Europa, un hito histórico no alcanzado hasta la fecha por ningún otro club. Extradeportivamente hablando, un tanto susceptible de ser sometido a diversos análisis, a cada cual más interesante.

La final de la Champions fue, además, en ese terreno extradeportivo del que hablamos, un choque frontal entre las dos compañías más importantes de ropa deportiva del sector: Nike patrocinaba a una mayoría de embajadores tanto en uno como en otro equipo además de hacer lo propio con el Atlético de Madrid, mientras que adidas compensaba esa superioridad de Nike en cuanto a estrellas de ambos clubes con el hecho de ser patrocinador oficial de la UEFA, del torneo y, evidentemente, del Real Madrid. El tanto del portugués, curiosamente un embajador de Nike, logró dar el golpe definitivo a la firma estadounidense que veía como adidas se hacía con una nueva Champions. Pero, ¿realmente fue un golpe para Nike?

La camiseta de la discordia



Cristiano se dispuso a tomar carrerilla. Gesto serio, concentrado. Inicia la carrera. Lanza. El portero atlético se lanza a un lado. El portugués engaña con su gesto y anota el tanto del triunfo al otro. Se había consumado. El mejor final posible para un jugador tan extremadamente mediático como el portugués Cristiano Ronaldo, que anotaba el tanto definitivo en la tanda de penaltis que daba un nuevo título de la Champions al Real Madrid.

Y llegados este momento, merece que nos detengamos justo en él. En el preciso instante de la celebración del gol, el luso, llevado por la euforia y embriagado por la alegría del tanto conseguido que daba el título (y quién sabe si la vida al nuevo proyecto madridista nacido hacía apenas unos meses con Zinedine Zidane al frente) al conjunto blanco, se desprende de su camiseta y luce su musculado torso mientras celebra con sus compañeros el gol que daba la Champions al Real Madrid. Esta imagen de alegría y júbilo casi podríamos decir que se hizo extensiva a todo el madridismo. Sin embargo, hubo entidades muy ligadas al club blanco a las que no les gustó en absoluto el gesto del portugués. Hablamos de los sponsors oficiales del club, adidas (y por extensión, Emirates).

Cristiano marcó el penalti de la Final de Champions... a adidas



Muy probablemente el momento en el que el crack luso consigue el penalti que dio el título al conjunto blanco fue el instante más visto, televisivamente hablando y desde el punto de vista de la audiencia, de todo el encuentro. Posteriormente, esa celebración pudo verse en las televisiones de medio planeta en los resúmenes de la gran final además de acaparar las portadas de la mayor parte de los medios de comunicación digitales y de prensa escrita de medio mundo. Y precisamente, en ese instante, el de más repercusión mediática como decimos, ni adidas (ni Emirates como decimos) estaban visibles en el portugués.

El 'inocente' gesto de CR7 de quitarse la camiseta (gesto por otro lado algo habitual en los jugadores ante situaciones como las del pasado sábado) provocó, de manera indirecta, que dos de los principales sponsors y patrocinadores que tiene el conjunto blanco como son adidas y Fly Emirates estuvieran ausentes totalmente en las imágenes que dieron la vuelta a medio mundo, lo que ha provocado un cierto malestar en ambas entidades respecto a la actitud del jugador. Es más, si tenemos en cuenta los contratos celebrados por dichas compañías con el cuadro blanco, en ellos se especifica claramente entre sus múltiples causas el hecho de que los jugadores del club blanco no pueden desprenderse de sus camisetas y mucho menos en las celebraciones de los goles, momento más importante a nivel mediático para las marcas y casas comerciales y sobre todo para estas dos entidades si atendemos a su rol dentro del club madridista: adidas es el actual sponsor técnico y Emirates el patrocinador principal de su camiseta. El objetivo de esas clausulas y condiciones que bien pudieran parecer caprichos de estas compañías es, precisamente, el evitar situaciones como las vividas el pasado sábado y en los días posteriores.

Con el gol anotado en el último penalti de la tanda, Ronaldo no sólo dio el título de Champions al Real Madrid. Asestó un golpe crucial a adidas que permitió revivir en la gran final a Nike, una Nike que veía como la gloria se la llevaba la marca alemana hasta que entendió el guiño que el portugués realizó sobre el terreno de juego.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top