Al Barça no le llega con el contrato de Nike
  • A pesar del gigantesco acuerdo alcanzado con la firma estadounidense, en el seno del FC Barcelona son conscientes de la necesidad de cerrar cuanto antes un nuevo patrocinador comercial del club para poder, de este modo, aumentar la cifra recogida en los presupuestos para fichajes para la temporada que viene




105 millones de euros, con posibilidad de alcanzar los 155 millones de euros en función de una serie de variables que el propio FC Barcelona ha valorado en esos 50 millones de euros de diferencia entre ambas cantidades. Esas son, a grandes rasgos, las cifras del nuevo contrato presentado por la entidad azulgrana hace tan sólo unos días con la multinacional norteamericana Nike, unas cifras espectaculares que convertirán a la camiseta del FC Barcelona en la camiseta más cara del planeta hasta el momento, a nivel de sponsorización técnica, superando a adidas y su megacontrato con el Manchester United, con 94,5 millones de euros al año.

Renovación con Nike



Hace tan sólo unos días, de madrugada, y a través de un comunicado oficial en los medios oficiales del club, el FC Barcelona anunciaba la renovación del acuerdo que tenía con la firma estadounidense Nike, y que culminaba el 30 de junio de 2018, para extender dicha alianza en el tiempo hasta el año 2026 con un megaacuerdo que deja atrás a la unión entre el Manchester United y adidas.

La entidad azulgrana conseguía, de este modo, uno de sus primeros grandes objetivos planteados para el corto plazo: conseguir renovar con la firma estadounidense, un objetivo muy esperado por la directiva catalana conscientes de que a pesar de contar con suficientes ofertas de otras firmas de ropa deportiva para equipar al club (algunas incluso se habla que superiores a las de Nike), los extras qeu Nike ponía encima de la mesa (no sólo económicos sino a nivel logístico por ejemplo y de notoriedad mediática), convertían a la firma estadounidense, junto con su gran rival adidas, en los dos máximos aspirantes para hacerse con la camiseta del club azulgrana.

Al Barça no le llega con el contrato de Nike



Sin embargo, y a pesar del megaacuerdo alcanzado con Nike, al Barça y sus gestores siguen sin salirle las cuentas. El nuevo contrato con Nike no comenzará hasta dentro de dos campañas, cuando debería finalizar la actual relación. Hasta entonces, lo más que ha podido sacar el club de Nike ha sido un importante incremento en la cantidad a percibir en estas dos temporadas de transición que dejaría el importe total a ingresar en torno a los 85 millones de euros.

Una cifra, sin lugar a dudas, importante pero insuficiente para que el club pueda elevar los 60 millones de euros que en el presupuesto tiene concretados para el mercado de fichajes. Así, y a la espera de lo que el club pueda obtener con la salida de algunos jugadores, en el Barça son conscientes de la necesidad de encontrar a un patrocinador comercial para su camiseta lo antes posible.

De ahí que en el seno de la entidad ya estén trabajando en complejas fórmulas de ingeniería económica y financiera para tratar de sortear, de algún modo, ese límite autoimpuesto en sus presupuestos. Sólo la llegada de un patrocinador potente a la camiseta del club, bien sea con la renovación de Qatar o bien a través de un nuevo acuerdo con otra compañía, conseguiría paliar una situación que se antoja cuanto menos complicada a la hora de poder afrontar con solvencia las peticiones de su entrenador, Luis Enrique, que comienza  a hacerse a la idea de que el club azulgrana no dispondrá de mucho dinero para dar satisfacción a sus deseos con la incorporación de determinados cracks del fútbol mundial.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport


Participa y comenta esta noticia

 
Top