Under Armour crece al ritmo que marca Stephen Curry
  • La compañía de Baltimore confirma su excelente estado de salud a nivel económico con la presentación de unas cifras que permiten mirar con más que optimismo al corto y medio plazo y que le convierten no ya en una potencial amenaza sino en una realidad en su confrontación con gigantes como Nike y adidas por hacerse con el control y dominio del mercado mundial




La firma de ropa deportiva Under Armour tiene motivos más que suficientes para sonreír. A la excepcional campaña que está realizando su principal embajador dentro del mundo del deporte a nivel mundial, el base de los Warriors, Stephen Curry, se une de manera inseparable unas cifras económicas que ya quisieran para sí las dos marcas que dominaban hasta hace tan sólo unos meses con mano firme el sector, adidas y Nike, que han visto en la compañía presidida por Kevin Plank un motivo más de preocupación en su sempiterna batalla por conquistar una cada vez mayor cuota de mercado.

Objetivo: 5.000 millones de dólares



La marca con sede en Baltimore ganó en el primer trimestre del presente ejercicio 19,2 millones de dólares, una cifra que supone un 63,5% más que los 11,7 millones de beneficio neto que la compañía logró registrar en el mismo periodo del año pasado, según ha informado la compañía hace tan sólo unas horas.

Las ventas en dicho primer trimestre superaron los 1.047 millones de dólares, lo que supone a su vez un incremento del 30% con respecto a las cifras alcanzadas en los tres primeros meses del ejercicio anterior, lo que lleva a la firma a ser más que optimista en su reto de cerrar el ejercicio con una facturación superior a los 5.000 millones de dólares.

Under Armour crece al ritmo que marca Stephen Curry



A este imponente ritmo de crecimiento colaboran de manera muy importante una pequeña pero clave legión de embajadores que constituyen el catálogo de brands ambassadors de la compañía y que parecen haber pactado irrumpir en el mundo del deporte a nivel mundial en el mismo momento.

Nombres como el tenista Andy Murray o el jugador de golf Jordan Spieth han colaborado sobremanera en el último año a llevar la marca de la herradura un paso más allá en un mercado cada vez más competitivo. Pero si hay un nombre y un jugador que ha destacado sobremanera y por encima de todo no ya dentro de la compañía sino a nivel mundial y ha contribuído de manera clave en la expansión de la marca por todo el planeta en el último año, ese no ha sido otro que el último MVP de la NBA, Stephen Curry.

Baste tan sólo un dato: aunque la venta de zapatillas aún no tiene un peso específico realmente importante dentro de la facturación global de la compañía, la línea lanzada al mercado con Stephen Curry como máximo embajador ha permitido subir un 64% en este trimestre hasta generar 264 millones de dólares, un punto de partida más que interesante para estructurar la política de expansión de la compañía a seguir en los próximos años.

Las cuentas además revelan una cada vez mayor presencia a nivel internacional de la marca. Así, mientras la facturación en Norteamérica subió un 25,7% hasta alcanzar los 880,59 millones de dólares, en el resto del mundo ese porcentaje se disparó hasta un 55,6% alcanzando con ello los 149,35 millones de dólares.


La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD



Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport

Participa y comenta esta noticia

 
Top